IU lamenta que el ayuntamiento de Huesca se pliegue a los deseos de la Iglesia

El equipo de gobierno del ayuntamiento de Huesca con el apoyo del PAR, aprobaba, en la última comisión de Relaciones Institucionales, recuperar la presencia de la Corporación municipal en la procesión y misa del Corpus Chisti. Este tema ya se abordó el pasado mes de septiembre, momento en el que los concejales del PAR no se decidieron a apoyarlo. Recientemente, el párroco de la Catedral, Juan Carlos Barón, habría solicitado por carta la participación de los munícipes, hecho que motivó el que se volviese a presentar este asunto en comisión con el posterior apoyo de los dos concejales del Partido Aragonés. Esta medida ya ha comenzado a cosechar las críticas de la oposición.

Izquierda Unida ha denunciado que, con esta decisión, se está ignorando la aconfesionalidad del Estado, plasmada en la Constitución y que, lejos de avanzar hacia un estado laico, que sería lo propio de una sociedad en pleno siglo XXI, se está involucionando, añadiendo nuevos actos religiosos a los que se asiste como Corporación. Añaden que se está ignorando que la Corporación, es decir, los concejales y concejalas, representan a todos los ciudadanos, sean cuales sean sus creencias religiosas. Por ello, dicen, la asistencia a actos religiosos sólo tiene cabida a título personal, y no como representantes de esos ciudadanos.

Izquierda Unida recuerda que la participación en la procesión del Corpus se suma a la también reciente del Santo Cristo de los Milagros. Ello, además de que se donó un solar para la construcción de una parroquia, con un gobierno del PSOE. Esto, aseguran, son ejemplos definitivos de los vínculos y privilegios hacia la Iglesia Católica, que en lo “estético” y en lo económico se mantienen y refuerzan en la ciudad de Huesca.

Hay que recordar que, con el PSOE en el gobierno del ayuntamiento, se limitó la participación del concejo en misas y procesiones a las estrictamente necesarias, como San Lorenzo, San Vicente, el Tota Pulchra, Viernes Santo y alguna romería.

Comentarios