Rapidez y valor salvan la vida del anciano de San Félix y San Voto

incendio bomberos Huesca

La colaboración ciudadana, para dar la voz de alarma, y la rápida intervención de policías locales y bomberos permitían salvar la vida del anciano que se encontraba en la casa incendiada en la noche de este martes en Huesca, en las plazas San Félix y San Voto. El anciano, de 81 años de edad, vivía una experiencia dramática, rodeado por las llamas. Eloy Solano, responsable de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Huesca, incide en el valor de los efectivos policiales y de los bomberos, que rescataban a este ciudadano, en el instante inmediatamente anterior al derrumbe del inmueble.

Se está investigando la causa del fuego, que podría situarse en una estufa. La persona afectada por este incendio era trasladada al Hospital San Jorge de Huesca, siendo internado en la Unidad de Cuidados Intensivos (se encuentra [según información de este miércoles por la tarde] en estado muy grave, con quemaduras en cara, brazos y tronco). Eloy Solano dice que el anciano se encontraba en su propiedad, si bien no reside de forma habitual allí.

Radio Huesca Digital ha hablado con algún vecino de la zona. Uno, con el susto todavía en el cuerpo, relataba lo sucedido; recordaba los gritos de una vecina que llamaba al propietario de la casa siniestrada, ante el temor de que se pudiera encontrar dentro (como así fue).

El inmueble afectado por el incendio se encontraba en condiciones de semiabandono. Era declarada la ruina total y se ha procedido a su demolición completa.

Los bomberos declaraban extinguido el fuego a primera hora de la mañana de este miércoles; y operarios de Eléctricas comprobaban el estado del cableado que, finalmente, no se veía afectado por el fuego.

La zona de la que hablamos está pendiente de una actuación urbanística; Gemma Allué, responsable de Urbanismo del Ayuntamiento de Huesca, apunta que hay reuniones con los distintos propietarios para dinamizar la intervención.

Este suceso vuelve a poner en tela de juicio el estado de numerosos inmuebles del centro de la ciudad de Huesca, en muchos casos con un alto grado de deterioro. A pocos metros del siniestro de la noche del martes se ha efectuado este miércoles el derribo de un edificio (en la calle Santa Paciencia, que une Berenguer con Padre Huesca).

Para evitar todo este tipo de situaciones el Ayuntamiento de Huesca trabaja en la inspección técnica de edificios (tal y como se hace en otras ciudades, como Zaragoza).

Comentarios