CSI-F defiende una ESO de cuatro años y un Bachillerato de tres

El sindicato CSI-F se ha manifestado en contra de las intenciones del ministro de Educación, José Ignacio Wert, de modificar la estructura del sistema educativo en la etapa de secundaria. Esto supone la reducción de la ESO de 4 a 3 años y la ampliación del Bachillerato y la Formación Profesional de grado medio de 2 a 3 cursos, siendo de carácter obligatorio el primer curso de una de estas etapas para completar la obligatoriedad de la educación hasta los 16 años.

Para CSI-F una de las razones de defender un Bachillerato de tres años es que tienen la convicción, refrendada en la universidad, de que hay alumnos que no llegan suficientemente preparados a los estudios universitarios. Sin embargo, desde el sindicato no se comparte la idea de que este tercer curso de Bachillerato sea a costa de un curso de la ESO.

Consideran que desde el Ministerio, una vez más, “se opta por lo barato, por intentar arreglar la educación a golpe de decreto, a imitar modelos que no han demostrado eficiencia, en definitiva, a no invertir en aspectos básicos como es la educación”. Y aunque coinciden en que el Bachillerato hasta los 19 años tendría un mayor coste, el retraso al acceso a la universidad o la incorporación a la vida laboral, también reportaría beneficios en la calidad del sistema educativo.

Una nueva estructura que plantea algunas dudas al sindicato sobre la reorganización de los estudios desde el punto de vista académico, docente y de instalaciones y servicios escolares. También de costes y financiación que esperan que en las próximas fechas se vayan resolviendo o se rectifique el modelo anunciado y se opte por un modelo consensuado.

En Europa sólo hay cuatro países en los que el final de escolarización obligatoria no coincide con el final de etapa y consecución de un título: Italia, Lituania, Eslovaquia y Austria. También hay países donde se mantiene un modelo de 3 años de ESO y 3 de Bachillerato: Bélgica, Irlanda, Portugal y Grecia.

Comentarios