El restaurador montisonense Daniel Ayala, un "manitas" en Dinópolis

Daniel Ayala, natural de Monzón, trabaja desde hace siete años como restaurador de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel Dinópolis. Se trata de un trabajo muy minucioso, solo apto para “manitas”, con el que se muestra encantado. Pese a ello, no renuncia a seguir aprendiendo nuevas técnicas y en un futuro, le gustaría poder llegar a dedicarse plenamente a la reconstrucción de dinosaurios.

Audio sin título
Audio sin título

Sus labores comienzan con la excavación en el campo en yacimientos paleontológicos, y posteriormente, prepara y restaura el material para que los científicos puedan estudiarlo. Todas esas reconstrucciones son expuestas en el Parque de Dinópolis, además de servir para organizar montajes y réplicas de los fósiles originales para luego poder mostrarlos en diversas exposiciones itinerantes u otros museos.

Daniel distingue entre la restauración y la reconstrucción. Para llevar a cabo esta última tarea, debe seguir las indicaciones que le aportan los paleontólogos, con quienes trabaja conjuntamente. Él las interpreta, hace bocetos y dibujos que deben ser supervisados, y finalmente realiza la maqueta, un trabajo muy minucioso, especialmente cuando se trata de dinosaurios muy pequeños.

Sus conocimientos en restauración, también le han llevado a impartir conferencias en distintos puntos de España, como en la Escuela de Patrimonio histórico de Nájera, en La Rioja, o en el Instituto de Patrimonio Cultural de España (Madrid). En su trabajo, combina métodos artesanales con las nuevas tecnologías. Precisamente, sus ponencias trataron sobre los sistemas de reproducción de los materiales paleontológicos, centrado tanto en los métodos tradicionales, como en los más innovadores.

Ayala, que remonta su afición por el dibujo y la pintura a su niñez, estudió el bachillerato de Artes y posteriormente, cursó la Diplomatura en Conservación y Restauración de Bienes y Culturales, donde se especializó en Escultura. Tras finalizar la carrera, comenzó la especialización en paleontología mediante una Escuela Taller, y fue allí cuando se pusieron en contacto con él desde la Fundación, donde lleva trabajando siete años.

Comentarios