Mucha animación y colorido en la calle durante los Carnavales de Monzón

El objetivo propuesto por una quincena de bares montisonenses y el Ayuntamiento de recuperar el Carnaval en Monzón ha sido cumplido y con creces. La ciudad se ha volcado durante todos los actos programados con motivo de estos festejos, y la gente disfrazada ha aumentado considerablemente con respecto a los últimos años.

En el Carnaval Infantil, organizado por la Concejalía de Cultura en la Nave de la Azucarera, participaban más de un millar de personas entre niños y mayores. Entre los disfraces más repetidos por los pequeños, los de princesas, superhéroes y personajes Disney. Durante las dos horas que se prolongaba la actividad, los presentes pudieron disfrutar de música, varios animadores vestidos de payasos que hacían bailar y jugar a los niños y servicio de cafetería.

Una vez finalizaba el carnaval infantil, comenzaba el Desfile de disfraces y comparsas, que partía desde la explanada de la Nave de la Azucarera y llegaba hasta la Plaza Mayor. La comitiva estaba compuesta por media decena de carrozas y mucha animación, algo que favoreció la gran batucada formada por grupos de Aínsa, Benabarre y Monzón. Además de los bares, en el desfile también participaron numerosos jóvenes disfrazados con trajes de lo más originales.

En cuanto al concurso de carnaval, se desarrollaba durante las noches del viernes y el sábado. Para participar en el mismo cada grupo debía visitar entre las dos noches todos los locales organizadores y ser puntuados en los mismos. El único requisito es que en cada una de las dos noches se puntuara en al menos 6 establecimientos. Este año, el concurso contaba con unos atractivos premios económicos. Quizás ese sea uno de los motivos por los que se ha visto mucha más animación y disfraces en las calles. El nombre de los ganadores se dará a conocer en la semana entrante.

Por otro lado, la AAVV Miguel Servet del Barrio Palomar también organizaba su particular carnaval, con un desfile de disfraces en el que participaban 70 niños que fueron fotografiados mientras se paseaban por la pasarela. Este acto se realizaba una hora y media antes del carnaval infantil organizado por Cultura para que no se solapasen. Ya a las 19.00, la citada asociación de vecinos obsequiaba a todos los que se acercaban por la Plaza de las Culturas con una pancetada y se repartían las fotos de los pequeños que habían participado en el desfile.

Comentarios