17 detenidos en el Alto Aragón por delitos de robo, hurto de cobre y desórdenes públicos

cobre robado

La Operación Quincalla, relacionada con el robo y la posterior venta de cobre en la provincia de Huesca, se ha saldado con la detención de 17 personas por delitos de robo, hurto y desórdenes públicos, y con la imputación de otras 10 personas por supuesto delito de receptación. En la investigación se ha descubierto la venta ilegal de 36.000 kg de cobre, con un beneficio por las ventas de 111.000 euros.

Esta operación se remonta al mes de junio del pasado año, cuando el Equipo de la Policía Judicial de Barbastro buscaba a los autores del robo y la posterior venta de hilo y cable de cobre, realizados en instalaciones eléctricas y telefónicas del Alto Aragón, y que afectaban a los servicios de luz y teléfono de varias localidades. Bajo la dirección del Juzgado de Instrucción nº 2 de Monzón, se efectuaron inspecciones documentales en distintas empresas, que lograron dar con la venta de grandes cantidades de este metal, sin especificar su procedencia.

En la primera fase de la operación Quincalla, llevada a cabo en diciembre, se detenía a 10 personas. Posteriormente, en la segunda fase, se realizaban otras siete detenciones, así como la imputación de otras 10 personas por supuesto delito de receptación. Las diligencias instruidas y los detenidos eran puestos a disposición del Juzgado de Instrucción nº 2 de Monzón.

En la investigación, que se centraba en 29 hechos delictivos perpetrados en las comarcas del Cinca Medio, La Litera, el Sobrarbe y la Ribagorza, se saldaba con el descubrimiento de la venta ilegal de 36.003 kg de cobre, que reportaba un beneficio en ventas de 111.710 euros.

Los detenidos en la primera fase de la operación por supuestos delitos de robo, hurto y desórdenes públicos fueron J.V.O, de 25 años, J.D.R, de 31 años, M.A.A.B, de 21 años, V.D.G, de 31 años, J.L.C.G, de 26 años, y T.C.L, de 27 años. Asimismo, los administradores de empresas P.J.S.S, de 32 años, J.O.J, de 29 años y R.L.T.C, de 39 años también fueron detenidos por supuestos delitos de receptación de efectos sustraídos.

Ya en la segunda fase, se imputaba a diez personas: R.G.G, de 40 años y C.P.E, de 37 años, por un delito de hurto de cobre y herramientas llevado a cabo en las obras del túnel de Bielsa. S.G.P., de 30 años y V.V.M, de 31 años, a los que se les imputaba por varios delitos de robo, hurto y apropiación indebida, en la comarca del Alto Gallego. Finalmente, J.L.M.B., de 52 años, J.A.J.J., de 38 años y S.J.P.H. de 64 años, administradores de empresas y detenidos por supuestos delitos de receptación de efectos sustraídos.

Comentarios