Las Copas de "la roja" recaudan en Monzón 2.300 € para Cáritas

Eurocopa Copa del Mundo

Tras tres días de estancia en Monzón, la Copa del Mundial 2010 y la Eurocopa 2008 regresaban a la Federación Española de Fútbol. A lo largo del fin de semana, el mirador del Hotel Mas Monzón se convertía en un goteo constante de gente. Concretamente, 2.300 personas visitaban los preciados trofeos, por tanto, la recaudación obtenida asciende a esa misma cantidad, que irá donada íntegramente a Cáritas.

Las copas continúan siendo un reclamo muy importante, como se pudo evidenciar durante estos tres días, ya que fueron numerosos los niños, padres, grupos de amigos y personas mayores que quisieron fotografiarse con ellas, no solo de Monzón, sino también de las comarcas vecinas. Cabe recordar que era la primera vez que ambos trofeos se exhibían juntos. El domingo fue el día en que se registró una mayor cantidad de gente, especialmente, por la tarde.

Entre las personas que pasaron a contemplar las copas, los jugadores del Atlético de Monzón, que acudían tras el entrenamiento del viernes, y las autoridades presentes en la ciudad el sábado, con motivo del homenaje a Javier de Peñaranda, entre los que también se encontraba el Administrador General de la Federación Española de Fútbol, José María Castillón. Todos se hicieron la obligada foto para el recuerdo.

En el capítulo de anécdotas, cabe destacar que el sábado por la tarde se produjo un pequeño accidente, cuando un chico tropezó mientras se estaba acercando a los trofeos, con la mala suerte de que cayó en la peana que sostenía la Copa del Mundo y ésta se fue al suelo, provocando un pequeño daño en la base que fue reparado en la misma noche del sábado. No obstante, tras comunicarlo a la Federación, les recomendaron que no se tocarán, por lo que a partir del domingo, las fotografías se debían hacer tras una cinta.

Anécdotas a parte, fueron tres días en los que montisonenses y vecinos pudieron revivir el sueño de “la roja”, algo a lo que también contribuyó la pantalla que se instalaba en el mirador, y en la que de vez en cuando se iba proyectando el partido que dio la victoria a España, o el sonido de la que sin duda fue la canción del mundial: el “waka-waka”.

Comentarios