El nuevo Comisario de Policía encuentra en Huesca “la luz” tras su paso por el País Vasco

Este martes tomaba posesión de su cargo Enrique Pamiés Medina como Comisario Jefe Provincial del Cuerpo Nacional de Policía. Pamiés se incorpora a la comisaría de Huesca tras haber estado, desde 2005, al frente de la Policía del País Vasco. El nuevo Comisario, en sus primeras palabras, valoraba el trabajo hecho por sus antecesores y aseguraba que inicia una nueva etapa, tanto profesional como personal, en este último caso, espera, más tranquila para su familia.

Pamiés se incorpora a una comisaría que tiene otra forma de trabajar, asegura. Mientras que antes debía velar por la libertad, en Huesca trabajará por la seguridad ciudadana, ya que la libertad, afortunadamente, afirma, está garantizada.

El Comisario explica que ahora inicia una nueva etapa tras haber superado una muy dura, especialmente, para su familia. Pamiés explicaba a los periodistas que su mujer, cuando se enteró de su nuevo desino, dijo que les había tocado la lotería ya que, por encima de todo, quería dejar el País Vasco. También se sorprendía ante el respeto de los ciudadanos por la Policía, algo que no sentía desde hace más de 30 años.

Profesionalmente, explica, también es un paso más, con una organización distinta y con el objetivo de mantener Huesca como una de las provincias más seguras.

Enrique Pamiés tenía palabras de agradecimiento y apelaba al consenso y la colaboración entre los diferentes cuerpos de seguridad.

Desde el 15 de septiembre de 2005, ha sido Jefe Superior de Policía del País Vasco hasta su incorporación en la Comisaría de Huesca como Comisario Jefe, este martes.

El exjefe Superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamiés, sustituye en el cargo a Antonio Placer. Pamiés se vio implicado en el caso Faisán, la supuesta revelación de secretos a terroristas de ETA, pero la Audiencia Nacional revocó su procesamiento, pese a lo cual fue relevado del cargo por el nuevo Gobierno.

Pamiés ha estado 31 años de servicio en el País Vasco. Su vida profesional ha estado centrada en las operaciones más decisivas contra ETA desde el año 1983. En su trayectoria se han desarticulado 23 comandos y 30 grupos de sabotaje. En su currículum también destaca un procesamiento por torturas del que salió absuelto, 42 felicitaciones públicas, 11 cruces al mérito policial y la encomienda de la Orden de Isabel la Católica.

La Subdelegada del Gobierno en Huesca, María Teresa Lacruz, presidía el acto de toma de posesión de Enrique Pamiés, que se celebraba a las 12:30 horas en el Salón del Trono de la sede de la Subdelegación del Gobierno. Al acto acudía, entre otros representantes institucionales, el Jefe Superior de Policía de Aragón, José Villar del Saz. Pamiés estaba acompañado también por la alcaldesa de Huesca, Ana Alós, el presidente de la Diputación Provincial, Antonio Cosculluela, o el Obispo de las diócesis de Huesca y Jaca, Julián Ruiz.

Comentarios