El Huesca aparca la polémica y se centra en lo deportivo

Tras unos días movidos por temas extradeportivos como el incidente de los tres jugadores, Luis García, Rivas y Omar, en Zaragoza y su repercusión y luego el comunicado emitido por el club este lunes, la SD Huesca quiere recuperar la calma y es que ha comenzado la semana de entrenamientos para preparar el encuentro ante el Alcoyano en el que vuelve haber tres puntos muy importantes en juego.

Audio sin título

La plantilla quiere mantenerse al margen de lo sucedido estos días y cerrar filas en un vestuario donde ya se dijo lo que había que decir por parte de los implicados, directiva y entrenador, como ha dicho Llamas. Quique Hernández ya el viernes fue claro al señalar que hay un expediente abierto y que habrá una sanción, por lo que ahora el centro de atención tiene que estar en el partido.

Se trata de un encuentro que puede marcar mucho y como decía Llamas, tras la primera sesión de entrenamiento, con muchas ilusiones puestas en El Collao para un Huesca que tiene que encadenar varios resultados positivos si quiere salir del descenso.

El lateral tiene confianza en que así sea y la victoria con el Guadalajara, sin hacer un buen partido y muy sufrida, tiene que ser el punto de partida. Llamas se ha ganado un sitio en el once y agradece la confianza del entrenador y espera poder mantenerse.

Las bajas de Helguera y Josetxo son dos contratiempos y habrá que estar pendientes estos días de Núñez y Sastre que no estuvieron ante los alcarreños. Además Rivas tiene molestias y habrá que estar pendiente de su evolución ya que se trata de otro central. Los demás preparados y dispuestos para la ‘batalla’ de Alcoy donde le espera un Alcoyano que también se juega mucho para no caer en una situación muy peligrosa de la clasificación.

Comentarios