Un montañero navarro fallece sepultado por un alud en Ansó

Linza avalancha rescate

Miembros del Grupo de Rescate de la Guardia Civil de Montaña encontraban en la tarde del lunes al montañero navarro J.C.A.A., de 53 años de edad, muerto en la zona de Linza, en el Valle de Ansó, víctima de una avalancha, que se producía en el entorno del pico Petrechema. La Guardia Civil de Montaña advierte del riesgo de aludes que existe en la montaña debido a la acumulación de nieve y el ascenso de las temperaturas, especialmente en la cara norte del Pirineo a partir de los 2.000 metros.

Audio sin título

Ante la ausencia de este montañero, que no regresaba a su trabajo el lunes, su hermano dio la voz de alarma, y se comprobaba que su vehículo estaba en el aparcamiento de Linza. Miembros del Grupo de Rescate de la Guardia Civil de Montaña de Jaca y del Roncal, con la ayuda del helicóptero iniciaban su búsqueda, encontrando el cadáver del montañero fallecido a unos 2.200 metros de altitud, en la zona del pico Petrechema. También participaban en la búsqueda los perros especializados en avalanchas de Panticosa, que descartaban la presencia de otras personas sepultadas.

El Brigada José Millán, Jefe del Grupo de Rescate de la Guardia Civil de Jaca, ha explicado que se recorrió con el helicóptero la ascensión desde Linza al pico Petrechema y se localizó una pequeña avalancha, donde se encontraba semienterrado el montañero fallecido.

Millán ha indicado que en la cara norte del Pirineo, a partir de la cota 2.000 metros, hay bastante nieve acumulada, que se ha transformado debido al ascenso de las temperaturas. En la zona del alud el domingo se alcanzaban los 20º, lo que ha provocado que aumente el riesgo de avalanchas.

Desde la Guardia Civil de Montaña se pide precaución siempre que se realicen actividades en la montaña, pero más en este momento en el que las laderas están cargadas de nieve húmeda y pesada, que puede desprenderse en zonas donde hay pendiente.

J.C.A.A. es la primera persona que muere este invierno sepultado por un alud en el Pirineo Aragonés, aunque con él ya son tres los fallecidos en la montaña desde que comenzó este año, ya que el pasado mes de enero se despeñaban dos montañeros en el Ibón de Coronas, en Benasque, y en el pisco Aspe, en Aisa.

Comentarios