Ibercaja Banco y Banco Grupo Caja3 acuerdan iniciar un proceso de integración

Ibercaja CAI

Los consejos de administración de lbercaja Banco y de Banco Grupo Caja 3, y los de las cuatro cajas accionistas de los mismos –Ibercaja, Caja Inmaculada, Caja Círculo y Caja Badajoz- han aprobado el inicio de un proceso de fusión que se espera concluya en los próximos meses. El acuerdo adoptado por los correspondientes órganos de gobierno es fruto de las negociaciones abiertas en el marco de la reestructuración del sector financiero, que persigue un sistema más sólido, eficiente y competitivo.

Este proceso dará lugar a una entidad de 65.000 millones de euros de activo y un volumen de negocio de 104.000 millones de euros. En términos de fondos propios, se situará en el 9º puesto del ranking nacional, con más 4.000 millones de euros. Además, consolida su posición de especialista en el mercado en productos de desintermediación (fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro), en el que alcanza la quinta posición, con un volumen de 13.679 millones de euros.

A través de sus 1.622 oficinas, el nuevo banco atenderá a una base de 3,3 millones de clientes, con una cuota de mercado superior al 15% en siete provincias españolas, consolidando así su liderazgo en sus mercados tradicionales de actuación, y presencia en Portugal. A nivel nacional, la cuota de mercado superará el 3% en créditos y el 4% en depósitos.

Respecto a los fundamentos financieros, el nuevo grupo nace con un ratio de capital principal del 10,22%, muy superior al 8% exigido por la regulación, y tiene una posición de liquidez de las más holgadas del sistema. Esta posición permitirá continuar respondiendo a las necesidades de financiación de nuestros clientes.

La entidad resultante mantendrá su vocación social y de servicio al cliente que caracteriza a sus cajas accionistas, bajo un modelo de banca minorista centrado en familias, pymes y autónomos y con el objetivo de preservar la Obra social en las comunidades autónomas en las que desarrolla su actividad.

Los clientes continuarán operando con su entidad como hasta ahora, con la ventaja de disponer de una gama de servicios y productos más completa y competitiva.

Con este acuerdo, los dos bancos actuales se integrarán para dar respuesta así a las nuevas exigencias que imponen el entorno económico, financiero y regulatorio. De este modo, se crea una entidad más sólida y competitiva, que tendrá su sede social y sus servicios centrales en Zaragoza y sedes de negocio en Burgos y Badajoz.

VALORACIÓN DEL GOBIERNO DE ARAGÓN

El Gobierno de Aragón valora positivamente el protocolo de integración anunciado esta misma tarde por los consejos de administración de Ibercaja Banco y Banco Grupo Caja 3. Ambas entidades cuentan con independencia para la toma de decisiones y, especialmente, para las que traen consigo un carácter estratégico, como es ésta.

En el marco de la reordenación estructural que está aconteciendo en el sistema financiero español, la conformación de grupos de tamaño y solidez patrimonial elevados constituye una clara tendencia. En este contexto, el proceso de integración que ahora se abre representa una oportunidad para consolidar una entidad financiera de raíces aragonesas solvente y con dimensión suficiente para competir en el nuevo mapa bancario nacional.

PSOE VALORACIÓN POSITIVA

El portavoz del Grupo Parlamentario, Javier Sada, ha considerado positiva la futura fusión de Ibercaja y Caja 3 porque se redimensiona el tamaño y volumen, refuerza el carácter aragonés y garantiza su futuro. El diputado ha indicado que tanto Ibercaja como Caja 3 son dos de las entidades más saneadas de España y esta operación "las hace más solventes". Javier Sada ha indicado que el acuerdo "reafirma una entidad aragonesa con la importancia que tienen como instrumento de desarrollo" para la Comunidad.

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista espera que en el proceso de fusión se resuelvan positivamente las tres incógnitas o dudas existentes: "Esperamos que la fusión se haga con el menor impacto sobre el empleo y que se haga de forma negociada con los sindicatos". Otra de las dudas planteadas por el portavoz socialista tienen que ver "con la implantación en el territorio y cómo va a afectar" y un tercer punto "relativo al mantenimiento de la obra social".

Comentarios