Varios ritmos de trabajo en la construcción de la autovía en el Monrepós

El punto más complejo desde el punto de vista técnico para la construcción del eje Pamplona-Huesca-Lérida es el puerto de Monrepós. Hay varios ritmos de trabajo en la ejecución de los cinco tramos en que se ha dividido el puerto y hay también distintas previsiones de apertura al tráfico. En este 2012 está previsto que se pongan en servicio dos tramos situados en la vertiente sur del Monrepós.

El Gobierno de España ratificaba recientemente su compromiso de concluir los trabajos de construcción del eje Pamplona-Huesca-Lérida, dentro del Plan de Infraestructuras 2012-2024. El Partido Socialista muestra su inquietud respecto a que el recorte de 1.500 millones de euros que persigue el Gobierno central se traduzca en ralentizaciones de obras de carreteras; el PSOE ha preguntado al Ejecutivo por el efecto de los recortes en el eje citado (de momento no se ha recibido contestación).

El Ministerio de Fomento prevé abrir este año los tramos Nueno-Congosto del Isuela y Arguis-Alto de Monrepós; las obras están avanzadas en la habilitación de los viaductos y túneles proyectados. Son casi ocho kilómetros de autovía. La vertiente sur no quedará completada ya que no hay previsión relativa al complejo tramo Congosto del Isuela-Arguis; son tres kilómetros de autovía cuyo contrato de obras quedaba rescindido en 2010, teniéndose que esperar hasta un año más tarde para retomar ese contrato.

En cuanto a la vertiente norte del Monrepós, son dos tramos. El más complejo es Alto de Monrepós-Caldearenas (de cuatro kilómetros), con un túnel de casi tres kilómetros de longitud; no hay previsión de apertura. Sí la hay para el tramo Caldearenas-Lanave (de 14 kilómetros); está previsto que en 2013 se pueda circular por este punto de la autovía.

Comentarios