Las distracciones al volante objetivo de la nueva campaña de Tráfico

Con motivo del alto porcentaje de accidentes que supone la desatención en la conducción (4 de cada 10 accidentes tienen como factor concurrente la distracción), la Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha hasta el próximo domingo 18 de marzo una campaña especial de sensibilización y concienciación de los peligros que entrañan las distracciones al volante.

La Policía Local de Huesca se ha adherido a la campaña y se va a vigilar principalmente el uso del teléfono móvil, navegadores u otros dispositivos similares en la conducción. Asimismo, se va a prestar especial atención a otras conductas como pueda ser la conducción de bicicletas con auriculares. El objetivo es evitar posibles accidentes.

Durante las dos semanas que durará la campaña, los agentes de la Guardia Civil de Tráfico intensificarán los controles, con el intento de trasladar a la sociedad la imperante necesidad de mantener durante el tiempo de conducción la máxima atención.

También se ha cursado invitación a los Ayuntamientos con más de 25.000 habitantes que, a través de sus policías municipales, se suman a la campaña, con el establecimiento de controles en sus respectivos municipios, así como a las Comunidades Autónomas de Cataluña y País Vasco, que tienen transferidas las competencias en materia de tráfico.

Marcar un número de teléfono, enviar un mensaje por el móvil, manejar en marcha los sistemas de navegación, hablar por el móvil (incluso con manos libres), fumar al volante y muchas otras son acciones que se realizan diariamente mientras se conduce y que son causa de un accidente.

En 2011 las distracciones causaron 566 accidentes mortales en carretera, en los que fallecieron 606 personas y 556 resultaron heridas de diversa consideración.

El tipo de accidente más frecuente provocado por la desatención en la conducción es la salida de vía, el choque con el vehículo precedente o el atropello. Si a la distracción se le suma un exceso de velocidad, ambos factores incrementan el riesgo de accidente y la lesividad del mismo, ya que el tiempo de reacción disminuye.

Comentarios