Récord de público en el IV Festival Olimpia Classic

La Celestina Gemma Cuervo

Más de 2.000 personas han pasado por la cuarta edición del Festival Olimpia Classic, que bajaba el telón este fin de semana con la representación teatral de La Celestina, de Fernando Rojas. La obra, dirigida por Eduardo Galán y protagonizada, entre otros, por la veterana Gemma Cuervo, fue todo un éxito de público que llenaba este sábado el Teatro Olimpia.

Un certamen que se ha caracterizado por la calidad de las cinco propuestas que se han subido al escenario, así como por la gran afluencia de público, superando el número de asistentes de años anteriores. La Fundación Anselmo Pié ya trabaja en el resto de programación del Teatro Olimpia, pero pensando en la próxima edición del festival de teatro clásico de Huesca que cumplirá en 2013 su quinto aniversario.

El festival arrancaba con un destacado recital del cantante Amancio Prada. En su espectáculo “Trovadores, místicos y románticos” Amancio Prada encandiló al público con sus canciones, pero también con la introducción que realizó de cada una de ellas. Una retahíla de anécdotas e historias que amenizaron la puesta en música de algunos de los textos más representativos de la literatura española.

Días más tarde aterrizó en el Olimpia una de las mejores compañías de teatro aragonesas: El Teatro del Temple, para interpretar un Don Juan Tenorio peculiar, joven, entretenido y revisitado. Si bien el texto fue tratado con el máximo respeto, la peculiaridad del montaje, ambientado en la estética disco de los años 70, acercaba la representación a un público más abierto, joven y receptivo. Este Don Juan Tenorio le valió, días después de su representación en Huesca, la nominación al Premio Max como espectáculo revelación.

Tras el parón por la festividad de Carnaval, el cine cobraba protagonismo con la proyección de “Las aventuras amorosas del Joven Molière”. Una comedia que despertó la sonrisa y la carcajada de los asistentes, y en la que se narraba los caóticos comienzos del literato francés.

Antes de la representación de la Celestina llegó el turno de un clásico, que ya estuvo presente en la primera edición del festival: Rafael Álvarez “El Brujo”, que presentó “Las Mujeres de Shakespeare”, probablemente su espectáculo más interactivo y cercano, con alusiones constantes al público y a la ciudad, como excusa ligera para mostrarnos una verdadera lección de sabiduría dando paso, una a una, a las protagonistas femeninas de los textos de Shakespeare. Volvió a llenar el teatro y a recibir una fuerte y merecida ovación.

El Festival Olimpia Classic está organizado por la Fundación Anselmo Pié Sopena y programado por el equipo habitual del Teatro Olimpia que cuenta con el apoyo, en la selección artística, de Jesús Arbués.

Comentarios