Los bomberos, a la espera de la nueva ley de coordinación de extinción de incendios

Este jueves, 8 de marzo, el cuerpo de bomberos de Huesca celebra su patrón, San Juan de Dios. Una fiesta que, este año, llega con la reorganización de la plantilla completada, tras la incorporación del nuevo jefe, y a la espera de la puesta en marcha de la ley de coordinación de extinción de incendios. El cuerpo está compuesto por 34 bomberos, incluidos 6 cabos, un sargento y el jefe del servicio.

Este invierno está siendo especialmente duro para los bomberos de Huesca ante el incremento de incendios. En el Altoaragón no hay un servicio provincial así que, desde Huesca, se da cobertura a buena parte de la provincia. Desde el ayuntamiento, la alcaldesa, Ana Alós, espera que la nueva ley de incendios permita coordinar este servicio garantizando la estructura necesaria para llegar a todos los municipios.

Este año la plantilla del parque ha quedado cerrada con la incorporación, el pasado mes de mayo, del nuevo jefe. Tanto la plantilla como la flota de vehículos que hay en la actualidad son suficientes para garantizar un buen servicio, explica Miguel Ángel Extremo, el jefe de bomberos de Huesca.

Además de completar la plantilla, otro de los retos del cuerpo es renovar sus instalaciones. El parque se ha quedado pequeño y demasiado integrado en la ciudad, además no cuentan con zona para prácticas. Este es un proyecto que, de momento, está paralizado por falta de recursos.

Aunque no hay partida para afrontar estas obras, la alcaldesa es partidaria de adelantar los proyectos para que, en cuanto haya disponibilidad, se pueda empezar ya que, dice, es consciente de la necesidad de sacar el parque de la ciudad.

Los bomberos celebraban su día con una jornada de convivencia en el parque, a la que asistían numerosas autoridades, además de miembros de otros cuerpos de seguridad, como Policía Nacional, Local o Guardia Civil. Además, se entregaban los trofeos del torneo de pádel, que se celebraba durante la semana pasada.

Comentarios