Cierre cautelar del Matadero Municipal de Sariñena

La capital monegrina ya no tiene servicio de matadero desde este mes de marzo, tras el cierre cautelar de la instalación municipal. El alcalde, Francisco Villellas, informaba este viernes en pleno, al resto de la corporación, sobre la medida adoptada, tras no pasar las correspondientes inspecciones.

El edificio, ubicado en la avenida Fraga de la capital monegrina, tiene muchas deficiencias, al tratarse de un matadero con más de 60 años de antigüedad, en el que apenas se han realizado mejoras. El consistorio viene recibiendo informes desfavorables de la instalación desde el año 2008, hasta que finalmente ha llegado el cierre cautelar, por no cumplir las mínimas condiciones sanitarias.

El alcalde de Sariñena, Francisco Villellas, señalaba que el informe recibido detalla “graves deficiencias como el óxido presente en toda la estructura, el mal funcionamiento de las cámaras frigoríficas, deficiencias en las cuchillas, en los desagües, en el sistema de aturdido para el ovino, en el transporte, que se realizaba en caliente y que no está autorizado, y principalmente el hecho de que no cuenta con una depuradora”

El alcalde reconocía que tras el cierre cautelar, llegará el cierre definitivo “porque en su actual ubicación en pleno casco urbano de la localidad, no se podría poner la depuradora y con la actual coyuntura económica, el ayuntamiento no se puede permitir la construcción de un nuevo matadero”

Además según confirmaba el primer edil, se trata de una instalación deficitaria, en la que apenas se recaudan 300€ al mes de media, “porque sólo da servicio a dos carniceros de Sariñena, y a otros tres de la zona, uno de Alcubierre, otro de Lanaja y otro de Peralta”

Por su parte, la portavoz socialista, Lorena Canales, lamentaba “el cierre del matadero que daba servicio a dos carniceros locales y a otros muchos vecinos que siguen realizando la matacía y que ahora tendrán que desplazarse hasta Fraga para hacer los análisis pertinentes”

Comentarios