En fase de estabilización dos de los cuatro focos más activos del incendio de Castanesa

Desde primera hora de la mañana, la condiciones climatológicas han permitido que, los medios aéreos se sumasen a los 325 efectivos terrestres para atacar el incendio que, el jueves, se declaraba en la comarca de la Ribagorza y que ha calcinado ya, según estimaciones de GA , más de 1.100 hectáreas de matorral, pastizal y pino silvestre. Vecinos de los núcleos de Neril y Señui, donde el fuego está casi extinguido, han comenzado a regresar a sus hogares.

Roque Vicente, Director General de Gestión Forestal, explicaba que de los cuatro focos, que ha llegado a tener el incendio, el frente oeste, se encuentra en fase de estabilización, siendo ahora el punto más activo, el frente este, en los núcleos de Fonchanina y Castanesa.

Este sábado, los vecinos de los núcleos de Neril y Señui, regresaban a sus hogares, aunque otros por precaución y seguridad continúan evacuados hasta que el director del operativo considere que pueden volver a sus viviendas.

Señalaba Roque Vicente que habrá que esperar a ver la evolución de los focos más activos y del viento para poder entrar en una fase de estabilización del incendio.

La mañana amanecía tranquila tras una noche en la que, las bajas temperaturas y la humedad, hacían que el fuego perdiera intensidad. Cuadrillas terrestres, tres autobombas de GA y la Unidad Militar de Emergencias pasaban la noche trabajando en las labores de extinción y realizando corta fuegos para crear el perímetro del incendio que afecta a los municipios de Montanuy y Laspaúles.

A las 8.30 de la mañana, el viento estaba en calma, lo cual permitía trabajar con el 100% del operativo, puesto que, se incorporaban, a los 325 efectivos terrestres, 12 medios aéreos.

Jose María Agullana, alcalde de Montanuy, uno de los municipios afectados, explicaba a Radio Huesca Digital, que, esta segunda noche, había sido más tranquila que la primera, puesto que, el fuego estaba más alejado de los núcleos y el viento estaba calmado. Indicaba que, quizás, a lo largo del día, los focos más importantes puedan quedar extinguidos.

Agullana indicaba que, el foco de Laspaúles estaba casi controlado, mientras que, esta pasada noche, al pararse el aire, el fuego había corrido hacia la zona norte del municipio de Montanuy aunque sin llegar al parque natural Posets Maladeta como confirmaba, Alberto Lacau, presidente del patronato del parque.

Por lo que se refiere a los vecinos de los 14 núcleos desalojados, decía el edil, que, tras dormir dos noches fuera, tienen muchas ganas de volver a sus casas aunque se les ha intentado tranquilizar y explicarles que el dejarles pasar sólo serviría para estorbar a los efectivos del operativo.

La colaboración de los vecinos recordaba, Agullana, sobre todo, el primer día fue fundamental para evitar que ardiera el pueblo de Castanesa, y que, han pasado las dos noches, mojando la zona y acarreando con sus tractores cubas de agua.

El alcalde de Montanuy hablaba de 1.500-2.000 hectáreas porque el perímetro del incendio es de unas 4.000 hectáreas.

La superficie establecida entre collado de Denuy, norte de Denuy y Fonchanina, morrera del Pico Comadelo, Ardanuy, Noales hasa la N260, Col de Espina, Neril, Tozal de Llana Royo y, nuevamente, collado de Neril, engloba pastizal, roca, pino silvestre y chopos en las zonas de barranco.

Desde el Gobierno de Aragón se insistía en el llamamiento a la prudencia de todos los vecinos de la zona, ante la posibilidad de que pudieran regresar a sus domicilios, además de la importancia de seguir las indicaciones para preservar las condiciones del operativo.

El incendio se declaraba el jueves, alrededor de las cinco de la tarde, en Castanesa y se apunta a una chispa eléctrica como origen del mismo.

EFECTIVOS

En el operativo antiincendios, coordinado por el Gobierno de Aragón, lo componen tres hidroaviones del Ministerio, tres cuadrillas helitransportadas de GA (Alcorisa, Peñalba y Ejea), un helicóptero bombardero Kamov, dos brigadas de intervención rápida de Ruente (Cantabria) y Daroca, una cuadrilla provista con helicoptero de Castellón, dos helicópteros de la UME, seis cuadrillas terrestres (Ayerbe, Somontano, Calatayud, Planizar, Los Mallos y Alto Matarraña), cinco autobombas de GA, efectivos de la UME (equipo sanitario, dos secciones completas provistas de 12 autobombas, 4 camiones nodrizas y un bulldozer además de policía militar), cuatro autobombas de Ribagorza, dos de la Hoya de Huesca y dos del ayuntamiento de Huesca, una autobomba de DPZ, dos autombombas y 12 bomberos y tres bulldozer de apoyo contratados por GA

CRUZ ROJA

Los equipos de Cruz Roja en Huesca están en la zona activados por el 112, desde este jueves, por la noche. Cuentan con 14 personas y 2 ambulancias de Soporte Vital Básico.

Los turnos de voluntarios están organizados hasta el final de la jornada y ya se está trabajando para organizar los turnos del fin de semana.

El operativo de Cruz Roja en la zona del incendio es de 1.500 mantas, de las cuales se han repartido 60, 2 ambulancias de soporte vital básico y 2 vehículos todoterreno.

Comentarios