Alfredo Cajal: "El Instituto Aragonés del Agua está para ayudar a los ayuntamientos"

El director del Instituto Aragonés del Agua, Alfredo Cajal, ha trasladado este martes a los representantes de ADELPA que “el Plan Pirineos es bueno para los ayuntamientos y para los ciudadanos”. Cajal ha trasladado que “el Instituto siempre va a estar al lado de los ayuntamientos, estamos para ayudar a los ayuntamientos, sin abrir ningún conflicto ni generar polémicas”.

Cajal ha realizado estas declaraciones al término de la reunión mantenida en Zaragoza con los representantes de la Asociación de Entidades Locales del Pirineo (ADELPA), que ha estado presidida por el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón, y en la que han participado los alcaldes de Campo, Arén, Bailo, El Grado y Santaliestra.

Fuentes del Instituto Aragonés del Agua han recordado que “el Plan Pirineos permite afrontar en un tiempo record un reto tan complejo como la depuración en los núcleos de montaña, una cuestión que repercute directamente en beneficio del desarrollo socioeconómico de las comarcas pirenaicas”.

En cuanto a los problemas de financiación que han encontrado las empresas adjudicatarias del Plan, derivados de la crisis económica, desde el Instituto se señala que “estamos en el buen camino para solucionar los problemas surgidos”. “Los ciudadanos no quieren polémicas, sino soluciones y las estamos encontrando”, aseguran desde el Instituto Aragonés.

Acerca del canon de saneamiento, Cajal ha recordado que “es un impuesto que grava la producción de aguas residuales”. También ha informado de la modificación legal que va a plantear el Gobierno de Aragón a las Cortes, mediante la cual, estarán exentos de su pago los ciudadanos de aquellos municipios que no cuenten con depuradora en funcionamiento.

Cajal también ha defendido la implantación de sistemas de medición de consumo por parte de los ayuntamientos, que son los competentes en abastecimiento, “es una medida disuasoria, que se traduce en importantes ahorros de agua, con los beneficios ambientales y económicos que implica”. En este sentido, Cajal ha ofrecido a los ayuntamientos “todo el asesoramiento técnico que requieran”.

Comentarios