“Estamos contentos porque todos los vecinos pudieron regresar a sus casas sanos y salvos”

Incendio Castanesa 2012

Andrés Pociello, jefe del parque de bomberos de Benabarre, en declaraciones a Radio Huesca Digital, apuntaba que, desde el momento en el que se tuvo noticia del incendio de Castanesa, la única preocupación de los equipos comarcales del servicio de extinción de incendios y protección civil, fue la vigilancia los pueblos y las personas. Pociello manifestaba su alegría porque, con 14 núcleos afectados todos los desalojados, pudieron regresar a sus casas  a salvo y encontrar sus hogares en pie.

Pociello recordaba como al llegar al escenario del incendio se dieron cuenta de lo dantesco de la situación, sobre todo, a causa de las fuertes rachas de viento. Una tragedia, indicaba, como pocas le ha tocado vivir.

Desde el SEIPC se activaron medios externos al subir de nivel el incendio y también los medios de comarcas vecinas y otros servicios, a disposición, para cubrir emergencias secundarias que pudieran surgir mientras tanto.

Apuntaba el jefe del parque de Benabarre, a  la colaboración provincial como muy buena, por la predisposición a colaborar, de todos los medios, y también del personal del territorio que jugaron un importante papel, colaborando con el operativo, para impedir que el fuego llegara a muchos núcleos.

El viento, complicó, los primeros días, la situación al impedir que los medios aéreos  pudieran intervenir, y también la orografía de la zona, que complicó el trabajo de las cuadrillas terrestres al no poder llegar a algunos focos por la ausencia de accesos o por su dificultad.

Ahora restan labores de vigilancia, que realizarán las cuadrillas terrestres, y que durarán varios días, para rematar el incendio porque habrá pequeños focos que rebrotarán a consecuencia del viento y las altas, temperaturas.

Ante las escasas perspectivas de lluvia, y la sequedad del monte, el consejo es extremar las precauciones para intentar evitar incendios de estas magnitudes.

Comentarios