CSI.F pide concreción en las medidas sanitarias y teme privatizaciones

El sindicato CSI.F teme las consecuencias del acuerdo por la Sanidad de ámbito estatal que se está elaborando. Considera este sindicato que, junto a medidas ahorradoras tan razonables como la unificación de la tarjeta sanitaria, del calendario de vacunaciones, del historial clínico o de la receta electrónica, surgen fundados motivos para la suspicacia cuando se trata de abordar el redimensionamiento de la estructura de la Sanidad Pública y, sobre todo, de su financiación. CSI.F teme que la solución de la DGA para la sanidad pública sea pedir a la atención primaria que trabaje más y privatizaciones en la especializada.

En cuanto a las privatizaciones apuntan la intención de recurrir a esa fórmula para el futuro Hospital de Alcañiz. CSI·F se opone una vez más a este tipo de gestión y asegura que no faltan ejemplos de gestión público-privada en toda España con años de trayectoria y sus resultados no avalan ahorro alguno a los contribuyentes, todo lo contrario. Argumentan que las empresas tienen el legítimo objetivo de ganar dinero pero que para conseguirlo, en muchos casos, no han dudado en recurrir a ofrecer un servicio de peor calidad basado en puestos de trabajo precarios, mal pagados, y controlados por ETTs.

FALTA CONCRECIÓN EN LAS 403 MEDIDAS

El pasado lunes el consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, y el director del Salud, Tomás Tenza, se reunían con los coordinadores médicos y de enfermería de los centros de salud aragoneses para presentar las 403 medidas con las que pretende salvaguardar la sostenibilidad de la Sanidad Pública Aragonesa. Para el sindicato CSI.F lo hicieron “sin mayores novedades que pedir a los responsables de la Atención Primaria un esfuerzo que sirva para aliviar la presión sobre la Especializada.” Para ello “pedía una implicación personal de los trabajadores y una gestión diferenciada por centros, pero de nuevo sin entrar a detallar cómo ni con qué recursos se podrá contar.”

Sí habló de la reordenación de los recursos humanos, de los contratos de gestión y de incentivar a través del cumplimiento de objetivos. CSI.F asegura que ya existen figuras en el sistema que permiten el reconocimiento de la actividad que se realiza, como es la productividad variable, “otra cosa es que, desde 2005, CSI·F no haya firmado su acuerdo por estar basada en unos parámetros que no reflejan la realidad de la actividad que cada profesional realiza”.

También se referían al coste que suponen las sustituciones y anunciaban que están estudiando ampliar los períodos vacacionales para reducir su número, algo que para el sindicato no es sencillo puesto que actualmente el margen fijado ya abarca del 15 de junio al 15 de octubre.

Comentarios