Concluye el juicio por la muerte de una anciana en Sabiñánigo

En la Audiencia Provincial de Huesca, los médicos forenses y los servicios de criminalística de la Guardia Civil han presentado las pruebas periciales en la tercera y última sesión del juicio contra Carlos Muñoz, de 38 años, como presunto autor de la muerte de María Teresa Lardiés, de 74 años, que tuvo lugar en agosto de 2010 en la ciudad de Sabiñánigo, donde residían ambos.

Quedando visto para sentencia el Ministerio Fiscal y el letrado de la acusación particular, se han ratificado en su petición de 25 años de prisión por delito de asesinato y robo con violencia para el acusado. Junto a la petición del pago de 27.000 euros al hermano de la víctima en concepto de indemnización.

Juan Jose Brun abogado de la familia de la víctima, ha señalado a Radio Sabiñánigo que las pruebas y lo expuesto en el desarrollo del juicio, lo incriminan totalmente en el hecho.

Por su parte, el abogado de la defensa, José Luis Vivas, ha solicitado que los hechos sean clasificados como homicidio y no como asesinato, que si es involuntario la pena aplicar puede ser de 10 años de cárcel. Vivas ha precisado a esta redacción que en la dinámica de los hechos no coincide con ningún plan preconcebido.

Sabiñánigo vuelve a ocupar la actualidad de la Audiencia Provincial de Huesca desde lunes día 26 al 30 de marzo y corresponde al secuestro y asesinato de María Pilar Blasco, de 54 años, vecina de Sabiñánigo cuyo cadáver fue hallado el 13 de junio de 2008 sumergido en el canal de Javarrella en el municipio serrablés.

El fiscal pedirá penas que suman 40 años de prisión para cada uno de los dos acusados, responsabilizando del crimen a Francisco Javier Puyó y a un ciudadano rumano, Gabriel Claudio Trebea que actuó, presuntamente, de cómplice. Y les imputa a ambos presuntos delitos de robo con intimidación, secuestro y asesinato.

Comentarios