Actuaciones de mejora del hábitat para el avetoro en la laguna de Sariñena

laguna sariñena agua

El Gobierno de Aragón y La Caixa han llevado a cabo diferentes trabajos de conservación en la Laguna de Sariñena, principal hábitat del avetoro en Aragón. El avetoro es una rara garza que se esconde y alimenta en los carrizales, y que tiene en este humedal su más importante refugio.

Los trabajos se llevaban a cabo en el carrizal del extremo sur del Refugio de Fauna Silvestre de la Laguna de Sariñena, y han consistido en rejuvenecer algunas de estas formaciones vegetales, favoreciendo así los puntos de alimentación del avetoro, y respetando a la vez la densidad del carrizal viejo, hábitat natural donde esta especie animal en peligro de extinción se camufla y esconde a salvo de los depredadores.

La singular actuación forma parte de los trabajos que conjuntamente ha llevado a cabo el Gobierno de Aragon y La Caixa, y que dirigidos por biólogos del Servicio Provincial de Huesca del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente también han contemplado estas otras actuaciones:

Limpieza del canal de desagüe de la laguna, evitando la erosión de sus márgenes, extendiendo tierra y plantando soseras.

Restauración del paisaje de una zona esteparia al sureste de la laguna, que se había alterado por una antigua área de equitación, y plantación de un centenar de sabinas albares.

Colocación de un cartel informativo sobre el enclave, su importancia natural y las actuaciones llevadas a cabo.

Restauración de un pastizal salino al este de la laguna, con interesantes especies vegetales adaptadas a este importante hábitat, y que se había visto degradado por vertido de escombros. El importe total de dichas actuaciones ha supuesto una inversión de unos 124.000 euros.

EL REFUGIO DE FAUNA SILVESTRE DE LA LAGUNA DE SARIÑENA.

Este enclave era antes una salada en el centro de una cuenca endorreica, que algunos años se secaba, de la que el agua salía por evaporación, y ocupada por una vegetación adaptada al suelo salino. Con la implantación de los regadíos de Monegros, en la década de 1970 aumentó la entrada de agua, disminuyó la concentración de sal y fue subiendo el nivel hasta llegar al actual, que se mantiene mediante un desagüe en la zona sur hacia el río Flumen, construido para evitar la inundación de más tierras.

Cuando el carrizo creció en las orillas, cambió la fauna. Hoy en día, la laguna alberga aves acuáticas, como fochas, somormujos, gaviotas, garzas y patos, y aves de carrizal, como aguilucho lagunero, carriceros o bigotudo. Pero la joya del lugar es el avetoro, catalogado como "Especie en peligro de extinción", que tiene aquí uno de sus principales bastiones en España. Por ello la laguna se ha designado Refugio de Fauna Silvestre y Zona de Especial Protección para las Aves.

Comentarios