Motivos por los que "La Pasión de Monzón" pasa ser bienal

Monzón no acogerá este año el montaje de “La Pasión” que realiza la Asociación Belenista “Isaac Lumbiérres”, pues sus socios decidían realizarla cada dos años debido a varios motivos. El principal: por temas económicos, ya que no se cubren los gastos que conlleva su realización.

Sin embargo, no es el único motivo que llevaba a tomar esta decisión. Desde la Asociación pretenden mostrar en cada edición novedades y un montaje distinto, algo que es imposible de un año a otro con un presupuesto tan ajustado como el que disponen. El RRPP de la Asociación, Segundo Morillo, destacaba la necesidad de elaborar un presupuesto muy realista y entrar en la agenda de los maestros artesanos. Según declaraba, las figuritas se encargan con más de dos años de antelación.

Otra de las razones por las que este certamen pasa a ser bienal es por el número de visitantes que recibe. En Semana Santa la oferta turística es mucho mayor que en Navidad, por lo que hay más gente que sale fuera de casa, en detrimento del posible visitante a la Pasión. Es decir, de las 40.000 personas de media que cada año visita el Belén, se pasa a los cerca de 4.000 de la Pasión, una cantidad que escasamente da para cubrir los seguros.

La falta de gente que de forma voluntaria contribuya con este montaje también hace que resulte más viable la opción de celebrar este certamen de forma bienal. Según afirmaba Morillo, de cara la Navidad sí que disponen de más ayudas, especialmente las que llegan de los más pequeños, que pueden colaborar durante sus vacaciones. Algo que no sucede en los días previos a la Semana Santa.

Desde hace unos años, la asociación belenista está intentando captar a jóvenes para que asuman el relevo de la misma, sin conseguirlo, recayendo todas las labores, desde cortar las entradas, el montaje o la limpieza, en muy pocas personas.

Cabe recordar que “la Pasión” de Monzón es una exhibición única en el mundo en la que se aprovecha la plataforma e infraestructura del Belén Monumental. Año a año se van incorporando figuras. El tamaño de las mismas es de 24 centímetros, mientras que las de la procesión son de 16. En total, más de 5.000 figuras se distribuyen por la plataforma de 500 metros sobre la que se asienta el Belén.

Comentarios