EL PSOE en la DPH pide que se mantenga la financiación de los módulos de las Escuelas Infantiles

El Grupo Socialista en la Diputación Provincial de Huesca presentará una moción en la que exige mantener la financiación de los módulos de las Escuelas Infantiles de la provincia ante el riesgo de que un recorte presupuestario de los mismos repercuta en un incremento de las cuotas que las familias pagan y en un gravamen para los Ayuntamientos.

“En una provincia como la de Huesca no podemos prescindir de la red de Escuelas Infantiles públicas existentes, que suman en la actualidad 51, atienden a más de 1.000 niños de entre 0 y 3 años y cumplen una doble función: formar educativamente al individuo en el medio rural desde sus etapas más tempranas y ayudar a las familias a conciliar la vida laboral con la personal”. Con esta afirmación, el diputado socialista en la DPH, Francisco Mateo, argumenta la presentación de una moción para su debate el próximo pleno de la Diputación de Huesca.

La moción surge tras conocer la intención del Gobierno de Aragón de reducir la financiación con los convenios de educación infantil, reducción que en algunos casos alcanza hasta la cuarta parte del presupuesto que se destinaba hasta ahora. “Esta medida del Gobierno de Aragón supondrá que las familias paguen más por este servicio y que los ayuntamientos, sobre todo los más pequeños y que atraviesan una situación económica más ajustada, tengan que sufragar lo que el Gobierno de Aragón reduce”, señala Mateo.

“Es una medida que ahogará a las familias y a los Ayuntamientos, e incluso la propia viabilidad del servicio, pues precisamente en un momento como el actual, cuando hay que facilitar medidas que contribuyan a generar empleo y que las familias puedan trabajar, en este caso concreto se pone freno a un servicio que ayuda a conciliar la vida familiar con el laboral”, indican desde el Grupo Socialista.

Las Escuelas Infantiles públicas en el medio rural fue una iniciativa que emprendió el PSOE durante los 12 años que gobernó en el Ejecutivo autonómico, en colaboración con los ayuntamientos y, en algunos casos, como Monegros, Sobrarbe y Jacetania, con las comarcas. En la provincia de Huesca hay un total de 51 Escuelas Infantiles públicas, repartidas en todo el territorio. La inmensa mayoría de ellas prestan además servicio de comedor.

Los ayuntamientos que pusieron en marcha estas escuelas infantiles hubieron de cumplir unos estrictos requisitos y normativa sobre instalaciones y titulación del profesorado. Las ratios de alumno por aula oscilan según la edad del niño. El ayuntamiento o comarca es quien decide el horario y cuotas de cada escuela infantil pública y, tal y como explican los socialistas “la reducción de más del 20% que, como media, plantea el Gobierno de Aragón, implica que el Ayuntamiento o las familias habrán de hacerse cargo de esta merma”.

“Debemos evitar seguir recortando a los colectivos más vulnerables; en el medio rural de una provincia como la de Huesca es importante la red pública de escuelas infantiles y no podemos permitir que en momentos de crisis sean las familias que atraviesan las dificultades las que paguen las consecuencias de los recortes”, añade Francisco Mateo.

Comentarios