La Burreta y el Cristo de los Gitanos inician la Semana Santa en Huesca

La jornada del Domingo de Ramos contaba con las dos primeras procesiones de la Semana Santa oscense. Por segundo año, salía la procesión de la Entrada de Jesús en Jerusalén. Ya por la noche, la cofradía del Santo Cristo de los Gitanos vivía un momento muy importante, con la celebración de la procesión del Cristo de los Gitanos, que procesionó por diversas calles del Casco Antiguo de Huesca, por las que nunca había pasado una procesión.

A las 11 y media de la mañana, el Obispo emérito de Tenerife, Damián Iguacen, bendecía los ramos de una plaza de la Catedral repleta de gente, que portaba las tradicionales palmas y ramos de olivo, con los niños como principales protagonistas. Seguidamente, daba inicio la procesión, en la que participaban los niños y niñas hebreos, entonando sus tradicionales cánticos. Además, tomaban parte los miembros de la Cofradía titular, la de San José y Santa Ana, así como representantes de todas las cofradías. Tras ellos, también, numerosos fieles. Protagonizaba esta marcha el paso de la Burreta, esculpido en 1950 por el oscense Vicente Vallés.

Tras llevar a cabo el mismo recorrido que la procesión del Corpus Christi, todos regresaban a la Catedral, para asistir a la Eucaristía, presidida por Damán Iguacen.

Y por la noche, a partir de las 10, el protagonismo recaía en la Cofradía del Santo Cristo de los Gitanos, que organizaba por primer año la procesión del Cristo de los Gitanos, en la que se vivían intensos momentos. Desde los aplausos espontáneos, cuando el paso salía de la Catedral, a todas las saetas que se fueron cantando al Cristo a lo largo de todo el recorrido, marcado por el sonido de los tambores y el tranquilo paso de los costaleros que lo portaban a hombros. Un numeroso público se apostaba a ambos lados de las pequeñas calles del Casco Antiguo de Huesca, por las que nunca hasta ahora se había procesionado, para disfrutar de esta procesión. El prior de la Cofradía, José Manuel Giménez aseguraba que se quedaron impresionados y muy emocionados por la cantidad de público y su respuesta.

Comentarios