Biscarrués y la TCP se quedan fuera de los Presupuestos Generales del Estado

TCP

Aragón recibirá de los Presupuestos Generales del Estado 467 millones de euros. Es un 13% menos que en 2011 y representa un 3'7% del total estatal. Hay 77 millones de euros destinados a la finalización de las obras de la autovía A-23 en la provincia de Huesca, pero no se contempla ni un euro para Biscarrués ni para la Travesía Central Pirenaica.

En carreteras, destacan los 77 millones de euros para once tramos pendientes de la A-23 entre Nueno y Sabiñánigo; los 19 millones para cuatro tramos de la N-260 (el eje Pirenaico); y los 13 millones para la autovía Pamplona-Huesca, la A-21. Sin embargo, para los desdoblamientos de la N-II y de la N-232, sólo se prevé 1. 400.000 euros; para la reapertura del Canfranc se contempla una partida de 200.000 euros; y nada para el aeropuerto Huesca-Pirineos y para la Travesía Central del Pirineo.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, durante su visita este martes a Zaragoza, se comprometía con la Travesía, pero habrá que esperar al 2030.

Tampoco hay asignación presupuestaria este año para el embalse de Biscarrués ni para sus alternativas, pero tampoco proyección para 2013, 2014 y 2015. El presidente de Riegos del Alto Aragón, César Trillo, aseguraba que el compromiso del consejero Modesto Lobón es el de presentar enmiendas a este proyecto, con la intención de que se apruebe el gasto en el Consejo de Ministros y, a partir de ahí, se elabore un programa de inversiones.

Por el contrario, sí se prevén 13 millones de euros para el recrecimiento de Yesa y 16 millones para el pantano de San Salvador.

También se contempla casi 19 millones de euros a proyectos de modernización de regadíos: más de 6’5 para el Alto Aragón, 5’2 para Canal de Monegros, 5 para Canal de Bardenas y 2 para Canal de Aragón y Cataluña. Así mismo, se incluye una partida de 450.000 euros para el plan de desarrollo sostenible de la zona afectada por el desestimado embalse de Jánovas.

Comentarios