Todo preparado para la celebración de la procesión del Santo Entierro, a expensas de la lluvia

Procesión Viernes Santo, Santo Entierro

Un año más, cofradías, penitentes y miembros de la Archicofradía de la Vera Cruz están pendientes del cielo para confirmar si la procesión del Santo Entierro, acto culminante de la Semana Santa de Huesca, puede llevarse a cabo o, finalmente, habrá que suspenderlo. En el caso de que se celebre, en total se podrán ver 20 pasos procesionales, acompañados de sus respectivas cofradías y bandas de tambores y bombos, además de otros personajes bíblicos como hebreas, sibilas, profetas, o de la Banda de Música de Huesca. Huesca Televisión también tiene previsto retransmitir esta procesión a partir de las 7 de la tarde, desde el Coso Bajo de Huesca. Antes a las 12 horas tendrá lugar la concentración tambores y bombos en la Plaza de López Allué y a las 14 horas el desfile de los romanos.

En total serán más de 1500 personas las que salgan en la procesión de este 2012. En este año destacan las restauraciones que se han llevado a cabo en el paso de la Caída de Jesús en la Calle de la Amargura, de Tomás Marqués.

Desde la Plaza de Santo Domingo, partirá la procesión que comenzará a las 7 de la tarde. Procesionarán los veinte pasos escultóricos, con la participación de todas las cofradías y grupos procesionales. El recorrido será el mismo de los últimos años. En la vuelta de la procesión se subirá por la calle Moya, Plaza del Mercado, Cuatro Reyes, Calle Goya, Coso Bajo y Plaza de Santo Domingo.

Este año, la procesión viene marcada por la restauración del paso de la Caída de Jesús en la calle de la Amargura, un trabajo que ha corrido a cargo de la empresa Antique de Almudévar. También se ha cambiado la iluminación del paso del Cristo atado a la Columna, sustituyendo las tulipas por focos. Por otro lado, se ha restaurado igualmente el suelo del paso del Descendimiento.

En los últimos meses, la Archicofradía de la Vera Cruz, con su junta directiva a la cabeza, ha trabajado de forma importante para que todo esté preparado. El Obispo de Huesca, Julián Ruiz, participará en la procesión, yendo con ella desde el principio.

Una escuadra con militares voluntarios del Acuartelamiento Sancho Ramírez de Huesca participará en la procesión, acompañando al Cristo Yacente, con las autoridades civiles y militares, que cerrarán la procesión. Pero un año más, habrá papeles y personajes que no se van a cubrir, como los Apóstoles o los seis personajes ancianos que portan los hachones que acompañan al Cristo Yacente.

Los soldados romanos se distribuyen acompañando a los pasos del Ecce Homo y de la Coronación de Espinas. Y también se espera que los Personajes Bíblicos salgan en su totalidad.

Al finalizar la procesión se vivirá la solemne entrada del Cristo Yacente hasta el Altar Mayor de Santo Domingo, para su adoración en la mañana del Sábado Santo, hasta las 2 de la tarde. El Sábado Santo, de nuevo, todas las iglesias contarán con celebraciones de la Vigilia Pascual, en horarios que van desde las 10 de la noche hasta las once. Y el domingo, se celebrará la festividad del Domingo de Pascua, con la nueva procesión del Cristo Resucitado, que se encontrará en la plaza de San Pedro con la Virgen de la Esperanza. Contará con la imagen del Cristo Resucitado, realizada por Pascual de Ipas hacia el año 1789, que se puede ver, habitualmente, en el Museo Diocesano, y también con la de la Virgen de la Esperanza, una iconografía tradicional de Virgen Dolorosa, que se venera en la Catedral.

La celebración de la procesión del Santo Entierro está, en todo caso, pendiente de que la lluvia haga o no acto de presencia en Huesca, tal y como aparece en las previsiones meteorológicas.

Comentarios