La mejora de la carretera de Apiés deberá esperar

Uno de los proyectos que vuelve a olvidar los Presupuestos Generales del Estado es la carretera de Apiés y Fornillos y el plan de restitución del pantano de Montearagón en su conjunto. Tampoco aparece en los presupuestos referencia alguna al tramo Huesca-Siétamo. Otra carretera, esta autonómica, que urge mejorar es la A-131, de Huesca a Sariñena, la cual está pendiente de la nueva planificación del Ejecutivo Autónomo al echar atrás el Plan Red del anterior gobierno.

Ni en tiempos de vacas gordas, ni ahora tampoco en tiempos de vacas flacas se ve reflejado en los Presupuestos del Estado el Plan de restitución del Pantano de Montearagón. Los 30 millones de euros que recogían ese documento seguirán perdidos en el limbo, ya que no hay referencia alguna a dicho plan en los PGE del Partido Popular.

Las carreteras como las de acceso a Fornillos o a Apiés, pues, seguirán en el estado actual un año más, y eso que desde el Ayuntamiento de Huesca se está intentando que se lleve a cabo una mejora de las mismas.

Más espera para el tramo de autovía Huesca Siétamo. Tampoco este 2012 se licitarán las obras.

Otra carretera que también sigue esperando una mejora es la A-131 de Huesca a Sariñena por Huerto y Albero. Parte de la misma está mejorada y parte sigue el antiguo trazado, sinuoso y muy estrecho. Esta carretera, de titularidad autonómica, dependerá de lo que el ejecutivo autónomo haga con el Plan Red.

Lo mismo ocurre con el cruce de la carretera de Ayerbe y la Autovía Huesca-Zaragoza, una encrucijada de difícil comprensión para los conductores en la que, también con cargo al Plan Red, se había diseñado una rotonda de la que hace mucho tiempo que no se sabe nada.

Comentarios