Miguel Gracia niega que la unión de municipios abarate el gasto de la administración

En las últimas semanas, varios han sido los municipios a nivel nacional que han anunciado su unión en uno solo para reducir gastos. También se han dado casos, en la provincia de Huesca, de ediles que han renunciado a sus dietas por la situación económica del municipio. El vicepresidente de la DPH, Miguel Gracia, ha salido al paso de estas informaciones asegurando que “es falso que la unión de municipios abarate el gasto de la administración” y recuerda que en muchos pueblos pequeños ni el alcalde ni los concejales cobran un sueldo por su puesto.

Audio sin título
Audio sin título

En estos casos, añade, el único gasto fijo es el del secretario-interventor del ayuntamiento, aunque ya se dan casos de agrupaciones secretariales de varias localidades.

Asegura que lo único que se generaría con esta unión de municipios sería un abandono de los servicios y, por tanto, también del mundo rural. Algo que vendría a agudizar la ya de por si preocupante situación de muchos pequeños pueblos de la provincia de Huesca

Recientemente, el Pleno del Ayuntamiento de Grañén aprobaba varias medidas de ahorro entre las que se encontraba la eliminación de las dietas de los cargos públicos, con un ahorro de 7.000 euros. Con esta medida, 5 personas harán trabajos sociales para el municipio, un total de dos horas diarias, de lunes a viernes y durante 12 semanas consecutivas. Una vez finalicen el trabajo social percibirán un bono de 50€ semanal cada uno, como retribución en especie, con vales canjeables en tiendas de alimentación o supermercados. En total cada beneficiario recibiría 600€.

Cuando finalicen las primeras 12 semanas, otras 5 personas cogerían el relevo laboral. La medida fue incluida en las bases de ejecución del presupuesto, en las que el PSOE votaba en contra, cuestionando la idea del trabajo social, pero sumándose finalmente a su aprobación en pleno.

Comentarios