La Alegría de Monzón busca nuevos bríos

La Asociación Virgen de la Alegría de Monzón hace un balance más que satisfactorio de la romería a la Virgen de la Alegría, que un año más, resultaba todo un éxito. Por ello, y dada la devoción y tradición que esta fiesta despierta entre los montisonenses, el presidente de la Asociación, José Antonio Heras, aprovechaba para reclamar una mayor implicación en la junta y en la labor llevada a cabo por sus miembros.

Audio sin título
Audio sin título

Con este objetivo se ha programado una Asamblea Extraordinaria, que tendrá lugar la próxima semana. En dicho encuentro, se abogará por el rejuvenecimiento de la organización, y por ello, solicitarán la llegada de voluntarios para que tomen el relevo de las personas encargadas hasta el momento, ya mayores, y que den un aire renovado a la Ermita.

Heras cree que la renovación es posible, pues asegura que hay un cariño especial en Monzón hacia lo que este templo representa. Muestra de ello, es la masiva afluencia de gente que se congregaba este lunes en torno a la ermita. Aunque resulta imposible cuantificar las personas, el presidente de la Asociación estima que cerca de diez mil personas pasaron por la Alegría.

La jornada se saldaba con largas colas para acceder al camerín de la Virgen (en esta ocasión se formaban tres filas), así como para subir a la Ermita, por la carretera. Pese a ello, el camino del romero fue de las opciones más recurridas, pues por el mismo estuvo pasando gente durante toda la mañana; incluso por la tarde se registraba una considerable cantidad de gente en el entorno del cerro de la Alegría. En definitiva, una jornada en la que reinaba la convivencia, la hermandad y la buena sintonía entre todos los romeros.

Comentarios