El Museo de Miniaturas Militares de la Ciudadela de Jaca celebra su 5º aniversario

Museo Miniaturas Militares Jaca

Más de 170.000 personas han visitado el Museo de Miniaturas Militares de la Ciudadela de Jaca desde que se inauguró hace 5 años, el 11 de abril de 2007. Se están preparando actos conmemorativos de dicho aniversario, que se celebrarán el día 20 de mayo, con motivo del Día internacional de los Museos.

El 11 de abril de 2007 el entonces Ministro de Defensa José Antonio Alonso inauguraba el Museo de Miniaturas Militares Ciudadela de Jaca. Han pasado 5 años durante los cuales más de 170.000 personas han podido disfrutar de sus instalaciones.

El origen de este museo hay que buscarlo en la colección de figuras de plomo que a partir de los años 60 y durante más de 20, fue creando Carlos Royo Villanova, entusiasta miniaturista y amante de la historia. Dicha colección fue adquirida por el Ayuntamiento de Jaca en 1984 y expuesta con la colaboración del Ejército en el fuerte Rapitán. Se realizó un montaje sencillo pero atractivo en unas salas donde las condiciones de conservación medioambientales fueron deteriorando las piezas y los dioramas, lo que concluyó con el cierre de la exposición a finales de los años 90. En el año 2003 se inició el nuevo proyecto de museo iniciándose los trabajos de inventariado, restauración y confección de todos los nuevos escenarios que recogen la colección, mientras se realizaban los trabajos encaminados a la realización de las obras del proyecto museístico.

El museo recoge en 700 mts cuadrados un espacio acogedor, moderno y acorde a las nuevas tendencias expositivas, en el cual el público disfruta paseando por cada una de sus salas, descubriendo la colección de más de 32.000 figuras de plomo que se exhiben en 23 escenarios históricos.

La visita al museo se realiza a través de un recorrido único y serpenteante en el que los dioramas se presentan ordenados cronológicamente. El visitante puede contemplar la recreación de batallas y ejércitos del mundo, desde el antiguo Egipto, la Grecia clásica o el Imperio Romano, hasta la época de las Cruzadas, la Corona de Aragón, los tercios españoles y la época napoleónica, sin olvidarse de las grandes guerras del siglo XX, las actuales unidades de montaña y el Ejército español desplegado en misiones humanitarias.

El mundo del miniaturismo está en constante auge y ha despertado desde siempre un gran interés a todo tipo de público. Las aficiones relacionadas con la colección de figuras de plomo, el maquetismo en todas sus vertientes (naval, ferrocarril, figuras, dioramas etc.) o los juegos de rol, wargames, junto a los más tradicionales de recreación de batallas históricas, están calando hondo entre los jóvenes.

El museo, según indica su director, Diego Fernández, “pretende dar satisfacción a este tipo de público interesado en el miniaturismo en general. Pero al mismo tiempo y aprovechando este atractivo, se pretende, además de los objetivos antes expuestos como el descubrimiento de la historia, la evolución de uniformidad, armamentística o de tácticas de combate, dar un paso más en uno de los objetivos que todos los museos militares deben marcarse: El acercamiento de la Sociedad con nuestras Fuerzas Armadas. Queremos dar a conocer la historia de nuestro Ejército y su importancia en los acontecimientos que han marcado los cambios de nuestro país; las Unidades de Montaña, presentes durante tantos años en esta ciudad; las actuales misiones humanitarias y de mantenimiento de la Paz fuera de nuestras fronteras y la proyección actual y de futuro de las Fuerzas Armadas siempre al servicio de España, generando curiosidad, interés y vocación entre nuestra juventud”.

En estos 5 años de funcionamiento se han organizado multitud de actividades:

Exposiciones de miniaturas de coleccionistas particulares y asociaciones de miniaturistas, presentación de las piezas ganadoras de los Premios Ejército, juegos y actividades para niños, cursos de miniaturismo para adultos y celebración todos los años del día internacional de los museos que este año celebraremos conjuntamente con el Museo Diocesano el 20 de mayo.

“Se trata de un museo único en España por sus características, claro ejemplo de colaboración entre instituciones, un museo para niños y mayores, un museo de Jaca, para los jacetanos y todos los turistas que vienen a visitarnos, en el que las figuritas de plomo como atractivo principal nos enseñarán la historia de las guerras y el camino hacia la Paz, y que seguirá creciendo en colecciones y actividades como hasta ahora”, según indica su director, Diego Fernández.

Comentarios