El recorte en ayudas a las escuelas infantiles podría repercutir en una subida de la cuota

La supresión de las ayudas estatales al programa de escuelas infantiles también preocupa en el medio rural. Sin esa aportación, que supone un 20% menos, muchas poblaciones no van a poder soportar los gastos de las aulas para niños de 0 a 3 años. En la Comarca de la Hoya de Huesca son cuatro las localidades que cuentan con este tipo de centros: Tierz, Almudévar, Monflorite y Ayerbe, además de la guardería municipal en Huesca capital.

Audio sin título

La mayor parte de ellas se financian a través de las subvenciones que llegan a través del Gobierno de Aragón y de las cuotas que pagan los padres que se benefician de este servicio. Los ayuntamientos aportan una pequeña cantidad que podría aumentar y con ello, también, los problemas económicos por los que atraviesan muchos municipios.

Muchos no descartan subir el precio para poder mantener dicho servicio. En Almudévar el centro cuenta con 42 plazas y cuatro personas empleadas. Su alcalde, Antonio Labarta, explicaba que su mantenimiento también estará supeditado a la demanda que haya, a pesar de que la cuota no es elevada.

La escuela infantil de Tierz es la más grande. En la actualidad se atiende a 54 niños. Un servicio que desde el consistorio aseguran se seguirá prestando, si bien no descartan llevar a cabo ajustes, pendientes de la revisión del convenio con el Gobierno de Aragón.

En el caso de Ayerbe, son una treintena los niños que acuden a diario al centro, en el que están empleadas cuatro personas. Un servicio que funciona bien y al que se dará continuidad, pese a todo. Lo mismo ocurre en Monflorite, donde ya se ha tomado la decisión de mantener abierta la escuela, si bien será necesario una mayor contención del gasto. Un servicio en el que se atiende a 26 niños.

Comentarios