Biescas cuenta con un paso a pie seco en el cauce del río Gallego

El Ayuntamiento de esta localidad del Alto Gállego lo ha llevado a cabo para facilitar el paso de peatones entre las márgenes del casco urbano. La obra se sitúa aguas arriba de la confluencia del río con el canal de descarga de la central hidroeléctrica Biescas II, donde el cauce tiene un ancho de unos 75 metros y está delimitado por sendas escolleras laterales entre las que existe un canal de aguas bajas de unos 24 metros de ancho, por el que discurre el agua que normalmente circula por el río. Esto supone una acción más de promoción de las riberas del río Gallego como una zona recreativa del máximo interés natural y paisajístico.

Se ha ejecutado el paso con piedras de gran tamaño, de un peso superior a los 500 Kilogramos y de forma sensiblemente plana que se han empotrado en el lecho del rio con una separación de unos 50 cm., de manera que permite el paso a pie sobre ellas y no supone un obstáculo para el flujo del rio, que la mayor parte del año no presenta un calado superior a 25 cm en esta zona.

Para los trabajos se ha contado con la previa autorización del INAGA y de la CHE, que con una serie de prescripciones, como realizar la instalación de las piedras fuera del período de freza de la trucha, o la colocación de carteles que adviertan del riesgo de uso del paso con fuertes caudales y del posible peligro de inundación no han puesto objeciones a su realización.

El alcalde, Luis Estaún, ha destacado que esta modesta obra, se ha llevado a cabo aprovechando parte de los trabajos realizados para la ejecución de la depuradora de Biescas, en concreto el cruce del rio para conectar el colector de la margen izquierda con el general que conduce todo los vertidos de la población a la nueva depuradora.

El objetivo final sería realizar el camino natural del río Gallego que vertebraría toda la comarca como un gran recorrido natural y turístico, un proyecto previsto en el Plan de Desarrollo Rural de la Comarca del Alto gallego, pero un primer paso sería el realizar un recorrido circular con origen en Biescas y que cruzando el río en el puente de Olivan permitiera recorrer ambas márgenes utilizando caminos adecuados para los peatones y ciclistas.

Comentarios