Los padres de Judith lanzan un SOS para ayudar a su hija, con una lesión cerebral

Los padres de la niña Judith, Óscar y Beatriz, están dispuestos a todo por mejorar la calidad de vida de su hija, que nació con una lesión cerebral por una presunta negligencia médica. Por ello, a la campaña que emprendieron en Monzón (su ciudad natal) para obtener fondos, se suma ahora la visita al programa de televisión Sálvame, desde donde regresaban con noticias muy esperanzadoras.

A través de Sálvame Social, una sección del programa en la que se atiende y presta ayuda a familias con serios problemas, los montisonenses recibían la llamada de una trabajadora del Instituto FAY ofreciéndoles gratuitamente el tratamiento que la pequeña necesita.

Se trata de un centro que los padres conocían tras buscar información por Internet y donde sabían que podían llevar a cabo el tratamiento que necesita Judith. Sin embargo, les resultaba imposible hacer frente al mismo, pues cada sesión tiene un coste superior a los 900 euros, una cifra desorbitada para este matrimonio, en el que el marido está en paro y la mujer de baja. Se da la circunstancia que Beatriz trabajaba en el Centro Reina Sofia de Monzón, donde debía atender a personas con problemas muy similares a los de su hija.

Pero las sorpresas no terminaban allí. Una cadena hotelera de la capital entraba también en contacto para ofrecerles la estancia en su hotel durante todo el tiempo que se prolongara el tratamiento. La familia no daba crédito. Emocionados, daban las gracias por la ayuda recibida en el programa, así como por la colaboración que están recibiendo de todos los montisonenses.

Ya hace unos días, Oscar y Beatriz emprendían una campaña solidaria en Monzón. Hay varios establecimientos en los que se pueden depositar tapones de plástico de cualquier tipo de botella y embase. Por cada tonelada recogida, la familia recibirá 300 euros que irán destinados al cuidado de la niña. La respuesta está siendo muy buena, de hecho, hay establecimientos que recolectan casi una caja entera de tapones en un solo día. Sin ir más lejos, el pasado fin de semana, durante el transcurso de Arteria, se situaba en uno de los stands de la feria el árbol de la vida, donde la Asociación Discapacitados Sicapaces Aragón arrancaba la colaboración con Judith.

Pese a la ayuda recibida este martes en el programa de televisión, la pareja seguirá necesitando toda la colaboración posible, pues además de los continuos viajes a Madrid, necesitarán acondicionar su casa para cuando Judith crezca, pues la lesión cerebral, además de problemas de visión, también le conlleva movilidad reducida.

Comentarios