Bantierra cierra el ciclo de reuniones preparatorias para su asamblea

Ha culminado, con la Junta Preparatoria de Zaragoza, el proceso previo a la Asamblea General de Bantierra que está convocada para el próximo día 27 de abril en Zaragoza. En total, se han realizado 14 juntas preparatorias que han contado con una notable presencia de socios y que, a juicio de la entidad, es una manera idónea de acercar la entidad a los distintos territorios en que está implantada.

Las juntas preparatorias son asambleas destinadas a la elección de los delegados de los socios de la cooperativa de crédito y en las que se ha dado cuenta del balance y resultados de 2011, que ha arrojado unos beneficios, antes de impuestos, de 14,08 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,9% respecto a los resultados sumados de Multicaja y Cajalón en el ejercicio 2010.

Este proceso des juntas preparatorias, es el primero que celebra la entidad después de haber finalizado exitosamente el proceso de integración iniciado en febrero de 2011 y que culminó el pasado diciembre.

El presidente de Bantierra, que ha sustituido recientemente en el cargo a Bruno Catalán, ha hecho referencia igualmente al extraordinario esfuerzo de saneamiento realizado, con unas dotaciones para provisiones que arrojan una ratio de cobertura del 70%, anticipándose a las provisiones adicionales que se van a exigir a las entidades bancarias.

Uno de los apartados que ha merecido la atención de los socios en las juntas preparatorias, ha sido la evaluación del proceso de fusión, que se considera “plenamente consolidada”, habiéndose realizado, además, de una manera “ágil, modélica y manteniendo el empleo”.

En la misma junta preparatoria de Zaragoza, el Director General, Javier Hermosilla, ha hecho referencia a las expectativas de la entidad a medio plazo, así como a las fortalezas estratégicas de la misma, que radican, según manifestó en, “la confianza y vinculación de los socios, su posición de referencia para el sector agroalimentario y el incremento de su capacidad de influencia y atracción en el seno del Grupo Caja Rural, de la que ya es la segunda entidad por volumen de activos”.

En cuanto a los retos para este ejercicio, Javier Hermosilla destacó “la mejora de la eficiencia y de la competitividad, así como la plena adaptación a la normativa de reforma del sector financiero”.

En cuanto a la posibilidad de nuevas fusiones con otras cooperativas de crédito, Alayeto manifestó que, “es evidente que la fusión nos ha colocado como un referente del Grupo Caja Rural”.

Javier Hermosilla, matizó que “no hay ninguna fusión, ni SIP, a la vista, aunque desde luego hay movimientos en torno a los grupos de cajas rurales que ya se han creado, y eso siempre es bueno en un sector muy atomizado”.

En las juntas preparatorias, han participado un total de 1.200 personas físicas, además de un buen número de cooperativas y de empresas socias de la entidad.

Comentarios