Lobón anuncia su intención de reformar la Ley de Montes

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón, anunciaba que ya hay un equipo jurídico trabajando y elaborando la ley, por lo que quiere presentarla en Consejo de Gobierno en el mes de mayo. Su intención, de reformar la Ley de Montes, tiene por objetivo facilitar el acceso de la iniciativa privada y fomentar los aprovechamientos de la madera, fundamentalmente, de la biomasa.

Lobón hacía este anuncio tras reunirse con el consejero Antonio Suárez para repasar los mecanismos de coordinación ante los incendios.

El consejero no confirmaba, si la nueva ley podrá estar aprobada para el verano o no, aunque reconocía que se trata de una norma que "modifica la filosofía de la anterior" y que generará un debate que intentará "que sea lo más fecundo posible", ya que, indicaba, "a unos les puede gustar más que a otros".

La nueva ley se basa en tres ideas fundamentales: simplificar todos los procedimientos, facilitar el acceso a los montes para todo (para limpiarlos, para hacer cortafuegos y para la ganadería extensiva), y, además, facilitar y fomentar los aprovechamientos de la madera, fundamentalmente, de la biomasa.

La ley implica "facilitar el acceso de la ganadería, de los particulares y de cualquier persona al monte para talar, para cortar leña", es decir, facilitar la entrada de los privados en los montes "con las garantías necesarias".

Para ello, apuntaba Lobón, se suprimirán las licencias necesarias, se quitarán tasas y se rescindirán consorcios antiguos que obligan al propietario a pagar cantidades que no les compensaban.

El consejero reconocía que, con esta reforma, "se pretende que la ley sirva para prevenir los incendios", ya que, apuntaba, "tan importante o más que la extinción es la prevención" y ahí es donde se pretende que entre la iniciativa privada.

Algunas de las ideas presentadas por Lobón son que, los proyectos de ordenación forestal, se amplíen a 20 años con el fin de que pueda haber negocio y puedan ser interesantes para la empresa privada o modificaciones en los diámetros de las talas de árboles permitidas.

El objetivo es abrir el monte "todo lo que se pueda" y poner en marcha actividades "encaminadas a aligerar la legislación sobre el monte, a facilitar la entrada y a fomentar los negocios privados, fundamentalmente la biomasa".

Lobón, adelantaba que otro de los capítulos de la norma se refiere a la introducción de actividades lúdicas y deportivas en el monte.

Comentarios