Ibercaja aprueba los resultados de 2011 y el presupuesto de la Obra Social

Asambla General Ibercaja 2012

La Asamblea general ordinaria de Ibercaja ha aprobado los resultados del ejercicio 2011 y ha acordado destinar a la Obra Social, para sus actividades en 2012, 23 millones de euros. En su intervención, el presidente Amado Franco ha explicado a los consejeros generales cómo, en un escenario económico difícil, Ibercaja concluyó 2011 manteniendo sus fortalezas financieras en solvencia, liquidez y calidad de los activos, además de incrementar la actividad, con crecimientos de cuota de mercado en crédito y en productos como fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de vida.

Franco Lahoz ha expuesto los cambios habidos en las cajas de ahorros y que también han tenido a Ibercaja como protagonista. “El sector, como bien saben ustedes, ha cambiado sustancialmente, e Ibercaja, para mantener su capacidad para competir, no podía quedarse al margen. Y si en octubre empezamos a ejercer la actividad financiera a través de la filial bancaria, el pasado 29 de febrero, acordamos iniciar un proceso de integración con Caja3”.

”En todo este profundo proceso de reconversión –ha dicho-, en Ibercaja hemos mantenido la prudencia que nos caracteriza y tomado las decisiones más apropiadas para garantizar la permanencia y viabilidad de nuestro proyecto. Aunque han llamado a nuestra puerta numerosas entidades y hemos analizado varias operaciones, hemos alcanzado un acuerdo con la que nos permitía mantener nuestros fundamentos financieros. Esta integración tiene carácter finalista, ya que permite crear un grupo líder en sus territorios, con afinidad cultural y con tamaño suficiente para el nuevo entorno financiero y sólido futuro”.

“Con Caja 3 –añadió-, pervive el espíritu de Caja de ahorros, que va más allá de hacer Obra Social. Además, preservamos en Aragón la sede de uno de los siete bancos que agrupan a cajas de ahorros en España”.

MÁS EN CUOTA EN CREDITO

Por su parte, el consejero delegado, José Luis Aguirre Loaso, ha explicado los datos del ejercicio, desarrollado durante los nueve primeros meses como caja de ahorros y los tres últimos, a través de la filial bancaria. Aguirre ha explicado a los consejeros que Ibercaja, pese al entorno económico, ha preservado sus ratios. Por un lado, incrementó su nivel de solvencia hasta alcanzar un capital principal del 10,91%, uno de los más elevados del sector y muy por encima del 8% que la normativa vigente exige a la Entidad; por otro, mantuvo su holgada posición de liquidez y, además, contuvo su índice de morosidad en el 4,16%, un 46% inferior la media el sector.

“En 2011 -ha dicho-, hemos desarrollado una gestión que ha tenido como foco el cliente y el liderazgo en calidad de servicio. Asimismo, hemos preservado la rentabilidad –conteniendo costes y manteniendo ingresos-, y fortalecido el balance, lo que ha conllevado un mayor esfuerzo en provisiones. Con esos parámetros, el Grupo Ibercaja obtuvo un beneficio de 57 millones de euros, un 44,6% menos que en 2010, tras haber incrementado sus saneamientos en un 37,4%”.

El consejero explicó a la Asamblea que, en 2011, Ibercaja gestionó un volumen de actividad de 80.253 millones, de los que 32.935 millones de euros correspondieron al crédito. “Aún cuando el estancamiento de la economía española ha limitado la demanda –ha dicho el Consejero delegado- Ibercaja ha logrado aumentar su cuota de mercado en 2 puntos básicos. Hemos realizado más de 67.200 nuevas operaciones de préstamos y leasing a particulares y empresas, con un volumen de 4.220 millones de euros. Estas cifras revelan que, pese a la adversidad del entorno, el Grupo mantiene su compromiso de financiar los proyectos viables”.

LA OBRA SOCIAL CON LOS COLECTIVOS QUE MÁS SUFREN LA CRISIS

La Asamblea también aprobó destinar 23 millones de euros para el presupuesto de las actividades de la Obra Social en 2012, un ejercicio que consolidará las líneas estratégicas emprendidas en 2011: Empleo, Educación y Solidaridad. Todo ello teniendo como objetivo, tanto en las acciones propias como en las ejecutadas en colaboración con otras entidades, aplicar programas destinados a los colectivos que sufren la crisis de una manera más acusada.

Las tres grandes líneas estratégicas mencionadas son:

Iniciativa Emplea, con programas, cursos y actividades orientados a luchar contra el desempleo y a fomentar la empleabilidad de las personas y la competitividad de pymes y ONGs

Iniciativa Educa, dirigida a escolares de 3 a 21 años, padres y educadores, con un amplio número de acciones destinadas a luchar contra el fracaso escolar y al fomento de una educación de calidad

Iniciativa Ayuda, que recoge diversos programas cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida y las necesidades básicas de los colectivos más desprotegidos, así como de las familias y las ONGs que les apoyan

Comentarios