Tres años después de la explosión de Zacarías Martínez, los vecinos siguen fuera de sus casas

Este lunes se cumplen tres años de la explosión en un edificio de la calle Zacarías Martínez. Desde entonces, sus habitantes están fuera de sus casas. Problemas con los pagos de los seguros hacen que las obras de rehabilitación estén paralizadas cuando faltaría muy poco para darlas por terminadas. Hace unos días, la comisión de hacienda del ayuntamiento aprobó conceder una ayuda directa de 20.000 euros para poder acabar estos trabajos.

La explosión del edificio número 20 de la calle Zacarías Martínez conmocionó a la ciudad de Huesca hace tres años, coincidiendo con el Día de San Jorge. El suceso se saldó con tres muertos y una decena de heridos.

Los vecinos de Zacarías Martínez número 20 deberían llevar medio año viviendo en sus casas. Las obras en el edificio comenzaron en diciembre de 2010 y el plazo de ejecución era de 10 meses. En la actualidad, los trabajos siguen paralizados, un año después de su comienzo, por los problemas surgidos con las aseguradoras.

El inmueble ha recuperado su aspecto exterior, sin embargo, el interior es bien distinto y es que las obras se han quedado paralizadas. La compañía aseguradora de la comunidad dice que ha cumplido con su parte y que, ahora, deben ser los seguros privados los que se hagan cargo de lo que falta: la reconstrucción de las escaleras y las acometidas de agua y luz.

Con esta parte finalizada, los vecinos podrían volver a sus casas aunque ellos, después, tendrían que arreglar el interior de sus pisos (el interior de las viviendas de la 3ª y 4ª planta, quedó destruido tras la explosión).

El problema es que los seguros de algunos vecinos no parecen dispuestos a pagar esas cantidades ya que dan por saldada su deuda.

Lo paradójico es que muchos siguen pagando puntualmente en el banco la hipoteca de un piso en el que no pueden vivir. Hasta que no se acaben las obras de la comunidad, ni siquiera disponen de llave para poder entrar en sus casas.

Con el anuncio de la ayuda ofrecida desde el ayuntamiento de Huesca vuelven a ver la luz al final del túnel.

Comentarios