Manifiesto del Día de Aragón. Partido Aragonés

Aragoneses y aragonesas:

Vivimos circunstancias complejas, de gran dificultad colectiva y en muchos casos, personal y familiar. La crisis, el desempleo, la incertidumbre… han situado a nuestra sociedad ante desafíos que debemos afrontar con determinación y unidad pero también con la reafirmación de nuestras convicciones porque sólo en ellas encontraremos soluciones y fuerza frente a los retos actuales.

En este 2012, varias conmemoraciones nos recuerdan la solidez y pujanza de nuestra identidad aragonesa: el 600º aniversario del Compromiso de Caspe y la Concordia de Alcañiz, cinco siglos de Jerónimo Zurita, treinta años del primer Estatuto de Autonomía... acontecimientos todos que nos enorgullecen como pueblo. Hechos históricos con plena vigencia que muestran nuestra capacidad para resolver situaciones críticas mediante el pacto en pos del interés común y nos remiten al trabajo constante y la atención por lo propio, a fin de tomar aquí decisiones que nos sirvan para transformar la realidad, para prosperar.

En este 23 de abril, hay que proclamar que Aragón, gracias a la Autonomía, al rigor para gestionar las responsabilidades que ejercemos y al esfuerzo de los aragoneses y aragonesas, ha experimentado en las últimas décadas avances sustanciales, superiores a otros territorios, en desarrollo y calidad de vida.

Precisamente ahora, en este contexto de gran dificultad, tenemos que impulsar el desarrollo de nuestro Estatuto para adoptar soluciones propias, que se han demostrado efectivas, aprovechando nuestra innegable capacidad como sociedad, la iniciativa pública y privada, y los valiosos recursos de esta comunidad, contribuyendo como siempre al beneficio colectivo de España, a fin de procurar una recuperación que genere empleo y crecimiento. Sólo así saldremos antes y más reforzados de esta crisis.

No será fácil. Los problemas y las amenazas abundan, pero hemos trabajado mucho y bien. Es el momento de obtener más medios para responder a las necesidades de las familias que padecen los efectos de la recesión, mantener nuestros servicios públicos y desarrollar los proyectos que realicen el enorme potencial de Aragón para crecer de nuevo, en todas las comarcas, y hacer una sociedad más justa. Es el momento de recordar nuestra identidad política milenaria y nuestro ejercicio responsable y eficaz del autogobierno, frente a las actitudes irresponsables de quienes han empobrecido otros territorios y a España.

El PAR renueva con más resolución, su compromiso aragonesista con el objetivo de continuar destinando responsabilidad, esfuerzo y perseverancia -todas ellas virtudes aragonesas- a su acción política en beneficio de los aragoneses, con plena confianza y esperanza en un porvenir en comunidad que vamos a afrontar entre todos y con un llamamiento a hacer juntos, más Aragón.

Comentarios