El cerro volvía a centrar la actividad en el día de San Jorge

Celebración de San Jorge, abril 08, cerro

Huesca celebraba este lunes el día de San Jorge. Un año más, el cerro acogía la mayor parte de los actos diseñados para conmemorar esta festividad. El tiempo acompañaba en este 23 de abril invitando a los oscenses a acudir a alguna de las actividades. Pasacalles, teatro, jotas o hinchables componían el programa, con actos para todas las edades.

Audio sin título
Audio sin título

La jornada arrancaba a las diez de la mañana con la tradicional misa en la ermita de San Jorge. Un espacio en el que se ha tenido que intervenir de urgencia debido a su deterioro. La alcaldesa, Ana Alós, explicaba que se va a encargar un informe para poder llevar a cabo los trabajos necesarios que permitan dignificar este emblemático espacio de la ciudad.

El ayuntamiento ha diseñado un programa variado con actos para todos los públicos, con especial atención a los jóvenes. La concejal de fiestas, Gemma Allué, hacía un llamamiento a intentar pasar un día tranquilo sin abusar del alcohol.

Después de la misa celebrada en la ermita, la procesión, con la corporación municipal, descendía el cerro. Posteriormente, llegaba el momento del reparto de la tradicional torta. Una larga cola aguardaba para dar buena cuenta de las 1.500 unidades de torta con huevo duro y 1.500 botellines de agua que se han repartido.

En las laderas del cerro, y en otras ermitas de la ciudad, miles de personas se juntan para almorzar. El tiempo acompañaba y dejaba disfrutar a los oscenses del día de San Jorge.

Los más jóvenes también se acercan al cerro a pasar el día y, normalmente, es una jornada en la que se consume bastante alcohol. Desde hace cinco años, el ayuntamiento pone en marcha un programa para reducir ese consumo bajo el lema “alcohol, conoce tus límites”. Talleres, deportes y música convierten el cerro en una gran zona de ocio.

Además, en varias carpas informativas, se repartían bocadillos y agua. Todo ello para ofrecer alternativas y evitar el consumo excesivo de alcohol.

El objetivo es que los adolescentes disfruten de la fiesta sin necesidad de abusar del alcohol. Para ello, técnicos del ayuntamiento intentan acercarse a los jóvenes y se organizan actividades para mantenerles entretenidos. Este año, por ejemplo, había talleres de pulseras y de percusión, además de actividades deportivas.

Todo ello para ofrecer alternativas y evitar el consumo excesivo de alcohol. Aunque en menor medida que otros años, éste sigue presente.

Acudir al cerro el día de San Jorge sigue siendo una costumbre entre los jóvenes oscenses. Grupos de amigos disfrutan del día al aire libre, el alcohol no desaparece, pero gracias a las actividades paralelas, el cerro ofrece un aspecto más festivo.

Comentarios