Marcha verde en casa para lograr la salvación directa

El C.B. Peñas trabaja esta semana a conciencia para preparar el último partido liguero en el que se juega evitar la eliminatoria de descenso. Con victoria los de Quim Costa se salvarán de jugar el play-out, mientras que en caso de derrota tendrán que mirar a lo que ocurra en el partido entre Tarragona y Canarias. La marcha verde en esta ocasión no tendrá que desplazarse y se quedará en casa para que el ambiente sea el de antaño y la afición se convierta en el sexto jugador.

Los oscenses se muestran optimistas de cara al fundamental choque de este viernes en el Palacio Municipal de los Deportes ante UB La Palma que también tiene mucho en juego, ya que quiere tener la mejor posición posible de cara al play-off por el ascenso a la liga ACB.

El club está preparando diferentes actividades por que se quiere que el pabellón oscense esté como en las mejores ocasiones ya que el apoyo del público se antoja fundamental en el objetivo de acabar la temporada sin necesidad de jugar la eliminatoria para eludir el descenso.

La plantilla se muestra confiada en conseguir la victoria, olvidando el partido de Canarias y esperando dar el nivel que se ha dado en los últimos compromisos ligueros en el Palacio Municipal de los Deportes.

PRIMERAS MEDIDAS

El Club quiere premiar a sus socios con el regalo de dos entradas por cada abonado. Todos los años, el Club premia la fidelidad de los mismos regalándoles entradas para que puedan invitar a acompañantes. Poco a poco, el Peñas ha ido incrementando su masa social y gracias a actividades como esta, los peñistas pueden hacer proselitismo. Por lo tanto, se pone en marcha, la misma campaña, 2a1 que el año pasado se lanzó en el partido, casualmente con el U.B La Palma, partido que también sirvió como colofón, la pasada temporada a los encuentros en casa.

Aquel partido el público, acudió en un buen número al Palacio, superando ampliamente los 3.000 espectadores hasta llegar a casi los 3.500. Desde el Club Baloncesto Peñas, conscientes de la importancia del partido, que puede certificar la salvación del equipo en la Liga LEB-Oro.

Además se quiere facilitar la entrada en el Palacio Municipal de los Deportes a todos los asistentes, por lo que la entrada de General, pasará a costar de los habituales 12 € a 5€ excepcionalmente para este último encuentro. Para que haya un buen ambiente, el club oscense repartirá entre los asistentes 2.000 aplaudidores, para que el equipo pueda sentir el calor de su público en todo momento. Las entradas se retirarán en la sede peñista.

La directiva del Club, continúa trabajando para que haya más medidas que sirvan de apoyo y que puedan hacer que la gente acuda este viernes a las 21:00 horas al Palacio Municipal de los Deportes a animar al conjunto oscense. Además, para poder llegar a todos los ciudadanos, habrá un coche con megafonía por las calles de Huesca anunciando el partido.

Comentarios