IU pregunta a la consejera de Educación por el nuevo colegio de primaria de Monzón

El diputado de IU por el Alto Aragón y concejal montisonense, Miguel Aso, pedirá este viernes a la consejera de Educación, Dolores Serrat, que explique ante el Pleno porqué no estará abierto el nuevo colegio de Monzón para el curso escolar 2012-2013, cuyas instalaciones están proyectadas que terminen en septiembre del presente año.

Miguel Aso recuerda que el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Monzón afirmaba el pasado marzo que “se retrasaba la puesta en marcha del nuevo colegio hasta el curso 2013-2014, a pesar de que su construcción estará concluida a finales de septiembre de este año”. Para Aso, “esto es inadmisible cuando hay alumnos en módulos prefabricados, o como le gustaba llamar al PP en la pasada legislatura, en barracones”.

Aso asegura que el grupo municipal de IU en Monzón le dijo al equipo de gobierno en el debate de presupuestos que “no sería necesario presupuestar los 500.000 euros para urbanizar el nuevo colegio porque no estaría acabado, por lo que el Ayuntamiento se podía ahorrar un dinero muy importante y el concejal de Urbanismo nos dijo que lo estaría, que esa partida no podía tocarse y que el curso comenzaría con normalidad en el nuevo centro educativo”. En este sentido, el diputado y concejal de IU tacha de pésima “la gestión”. “No entendemos que, si se acaba en septiembre de 2012 una obra cuyo coste total para las diferentes administraciones supera los 4.000.000 de euros, no la pongan en marcha hasta septiembre de 2013 y tengamos parada una inversión de ese calado todo un año”, dice.

Aso cree que “esto es consecuencia, en primer lugar, de la reforma de la Constitución española promulgada por el PSOE y el PP el pasado verano, por la cual reducir el déficit y pagar la deuda es una prioridad constitucional por delante de los servicios públicos y, por otro, por la imposición del Estado en materia de reducción de gastos en educación o sanidad públicas como pueda ser por ejemplo el aumento de alumnos por aulas, lo que va a suponer ni más ni menos una merma en la calidad educativa y que unos 1.500 profesores interinos según los sindicatos vayan a las listas del paro en Aragón”.

Para finalizar, Aso manifiesta su preocupación por la posición del Consistorio, “que acepta sin pestañear lo que le viene de Zaragoza, en lugar de defender con mayor ahínco a la ciudad, exigiendo su apertura” concluye.

Comentarios