El Consejo de los niños y las niñas tiene su primer contacto con los adultos

Este jueves quedaba constituido el Laboratorio de la Ciudad de las Niñas y los Niños. Es el órgano que traslada a los representantes municipales, agentes sociales y profesores y padres las ideas que han ido trabajando los jóvenes componentes del Consejo de las niñas y los niños. En esta primera reunión les xplicaban qué piensan sobre el proyecto de caminos escolares.

Para ellos, ir solos al cole es una buena alternativa, y lo explican así:

Aseguran que es más divertido realizar el camino al colegio con compañeros, además así no dan trabajo a sus padres y prometen tener precaución con el tráfico. Las aglomeraciones de coches así se evitarían. Además de estas ventajas, también reconocen algunos peligros, como no poder contar con un adulto ante cualquier problema.

Sobre los posibles problemas Lidia Bañares, miembro del grupo de trabajo del proyecto, argumenta que uno de los pilares básicos de este proyecto, ideado desde Italia por Francesco Tonucci, es la idea de que si llenamos las calles de personas, los peligros desaparecen. El problema está cuando las calles están desiertas aseguran.

El Laboratorio de la Ciudad de las Niñas y los Niños tiene 29 componentes: 6 representantes del Consejo de las Niñas y los Niños (de 5º y 6º de primaria) y 23 adultos, entre los que se encuentra la alcaldesa, un representante por cada partido político, técnicos del Ayuntamiento y del proyecto de la Universidad de Zaragoza que ha puesto en marcha el Consejo. Además habrá estudiantes de magisterio, profesores, padres y madres y también estará presente la federación de Asociaciones de Vecinos, la de Comerciantes y el Consejo de Juventud.

Huesca es la primera ciudad aragonesa que se adhiere a esta iniciativa. Se enmarca en el proyecto “La ciudad de los niños y de las niñas”, promovido por Francesco Tonucci, Presidente del Instituto de Psicología del Consejo Nacional de Investigaciones de Roma. Precisamente él asegura que “Quien sea capaz de contemplar las necesidades y los deseos de los niños, no tendrá dificultades en tener en cuenta la necesidad del anciano, del minusválido, de personas de otras comunidades…”.

Hace muchos años que la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación de Huesca comenzó a trabajar en este proyecto que ahora se hace realidad.

El objetivo de esta propuesta es la recuperación de la ciudad para todos los ciudadanos, en una decidida apuesta por la calidad de vida desde la participación ciudadana.

Comentarios