Munilla: “El objetivo es entre 2014 y 2020 tomar medidas que apoyen a la ganadería extensiva”

Oso Pirineo

El director general de conservación del Medio Natural, Pablo Munilla, explicaba a Radio Huesca Digital que desde su dirección, conjuntamente, con la de Producción Agraria, se trabaja para optimizar presupuestos poner en marcha, en el período 2014-2020, medidas que sirvan para apoyar a la ganadería extensiva y que ayude también a la convivencia entre el ganado y el oso.

Audio sin título

Munilla, ponía, como ejemplo de convivencia, el valle de Arán o Asturias y reflexionaba acerca que, quizás, en el Pirineo aragonés, hasta ahora, las cosas se han hecho mal y eso ha impedido alcanzar un equilibrio. Invitaba a las organizaciones agrarias a diseñar entre todos medidas que potencien la presencia de esta ganadería.

El director general se refería a la magnitud que, en estos días, han adquirido los rastros de la presencia de la osa Sarousse, en la Ribagorza, e indicaba que “si por ver un par de huellas se genera un problema tan grande, con tantos intereses, es algo que hay que valorar”.

Munilla recordaba que, durante todo el año, se hace un seguimiento de la situación, con un estudio pormenorizado de la presencia del plantígrado, lo cual permite avisar y alertar a ganaderos y autoridades municipales, para así poder prevenir y realizar las actuaciones necesarias. Además, de las cinco personas que forman la patrulla del oso y que apoyan a los ganaderos y a quienes solicitan la ayuda de GA.

Se refería también a las indemnizaciones, cuando se produce el ataque, para paliar los daños y recordaba que, de 2011, hay cuatro expedientes abiertos de Valle Bardají, Laspaúles, Beranuy y Bisaurri.

Explicaba que no hay una cantidad fija por oveja muerta, sino que se establecen cantidades mínimas y máximas aunque, apuntaba, se intenta que sean “indemnizaciones generosas”

Por otro lado, desde 2010, existen ayudas y subvenciones, con fondos propios del departamento, a explotaciones ubicadas en zonas con presencia de oso, para potenciarlas y que haya ganado que paste en esos pastizales. En 2011, sólo se pago la mitad pero el objetivo es pagar al resto de beneficiarios de las ayudas, para ello, en 2012 hay una partida de 159.000 euros para abonar la cuantía en aquellos lugares donde ha habido constancia, en 2011 y 2012, de la presencia del oso, y en aquellas explotaciones afectadas por el incendio de Castanesa. El resto de pagos, para aquellas explotaciones localizadas en otros puntos del Pirineo, se pagarán el próximo año.

Comentarios