Grañén duplica la solicitud de ayudas para modernización de regadíos

Cada vez son más los agricultores y regantes que apuestan por la modernización de sus regadíos para la comodidad y rentabilidad de sus tierras a largo plazo. Sin embargo ello supone una inversión de grandes dimensiones para lo que el departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón abre una línea de ayudas a las que se pueden acoger. La zona de Grañén es uno de los ejemplos en la provincia donde se ha incrementado notablemente el número de expedientes, pasando de 103 en 2011 a 185 en 2012.

Según el técnico de la OCA de Grañén, Ramón Ortiz, además de la lotería que dejaba en la zona una cantidad importante de dinero, esto es debido a la cantidad de comunidades de regantes que están en pleno proceso de modernización, como Alberuela de Tubo, Marcén, Fraella, Torres de Barbués o Sangarrén entre otros. Se conceden estas ayudas del 40 o 50% de la inversión total realizada.

Otras poblaciones de la provincia también han tenido un incremento considerable de los expedientes presentados respecto a 2011, como Jaca (182%), Graus (186%) o Barbastro (200%).

Zonas como la de Sariñena, eminentemente agrícola, se ha mantenido estable con respecto a otros años, aunque lo que sí se ha incrementado ha sido del número de solicitudes de incorporación en un 185%. Uno de los motivos es el aumento del paro en otros sectores, lo que hace que algunos se replanteen continuar con la explotación familiar en algunos casos, tal y como señala el técnico de la OCA sariñenense, Pascual Monaj.

De esta línea de ayudas la provincia de Huesca se sitúa en un 20% en incorporaciones y un 80% en modernización, valores similares a los de 2011. Las otras opciones son la modernización de explotaciones ganaderas, que en el caso de la zona de Los Monegros, con abundante sector porcino, se han incrementado debido a la nueva normativa europea de bienestar animal; también existen las ayudas para el cese anticipado de la actividad agraria cuyas peticiones son mínimas.

Lo habitual es que estas ayudas se convoquen en el mes de noviembre, pero el retraso en la aprobación de los presupuestos ha provocado que se aplazaran. A esto hay que sumar que en la actualidad se está en plazo para presentar la PAC, que se está retrasando hasta última hora a expensas de la disponibilidad hídrica.

Comentarios