¿La educación es cara?

Antonio Bescós Jarne

Alumno de francés de la E.O.I. de Sabiñánigo

“Si usted cree que la educación es cara, pruebe con la ignorancia” decía un ex rector de la Universidad de Harvard.

Recapitulemos. El curso pasado se promovió una iniciativa desde la Extensión de Jaca de la Escuela Oficial de Idiomas de Sabiñánigo que puso voz y firmas a una demanda anteriormente realizada a través del Consejo Escolar de la citada Escuela y en distintas juntas de delegados. Dicha iniciativa solicitaba, tanto al Servicio Provincial de Educación, Universidad, Cultura y Deporte como al Ayuntamiento de Jaca, completar en la Extensión de Jaca la oferta educativa de enseñanza de francés e inglés impartiendo también el nivel avanzado de ambos idiomas. Se recogieron en poco tiempo más de 400 firmas.

En la solicitud se aducían distintas razones como el significativo abandono de estudiantes ante la disyuntiva de estar un mínimo de dos años desplazándose a Sabiñánigo, abandono especialmente importante en el grupo de estudiantes menores de 18 años sin posibilidad de desplazamiento; la peligrosidad de los desplazamientos dos veces por semana de un considerable número de personas para cursar dichos niveles en Sabiñánigo, además del elevado coste económico que suponen dichos desplazamientos en el momento de mayor precio del combustible y de mayor crudeza de la crisis económica. A estas razones de tipo práctico y realista, hay que añadir la que puede ser la principal razón, la importancia actual de promover la mayor formación posible de las personas jóvenes y adultas para tratar de encontrar una salida a la crisis y al desempleo, salida que puede depender de dicha formación. Sobre todo, en una comarca como la Jacetania, donde la dependencia del turismo como motor económico y, por ende, la necesidad de conocer lo mejor posible otros idiomas, es vital.

Se remitieron estos argumentos de sentido común y las firmas, tanto al anterior Director Provincial de Educación como al actual, así como al actual Alcalde de Jaca. La callada por respuesta del anterior director provincial y la negativa directa del actual. Y el apoyo inicial del Sr. Alcalde, sumándose a la petición y abriendo una puerta a la gestión política con la Consejera de Educación. Sin resultados. Parece que todos estamos de acuerdo en que la enseñanza y aprendizaje de lenguas extranjeras es uno de los pilares fundamentales de las políticas educativas tanto en etapas obligatorias como no obligatorias y en educación permanente, como así se desprende de los discursos recientemente pronunciados tanto por la presidenta del Gobierno de Aragón, como por la Consejera de Educación. Solo nos queda, pues, pasar de las palabras a los hechos…

Hay aspectos en los que hay que tener decisión y visión de futuro porque pueden permitirnos salir de la crisis con mejores expectativas y potencial. El aprendizaje de un idioma es uno de dichos aspectos y la potenciación de las escuelas oficiales de idiomas y sus extensiones deben ser objeto de especial mimo para que salgamos fortalecidos de esta nefasta situación.

“Lo que hace falta es someter a las circunstancias, no someterse a ellas”, sentenciaba un poeta de la Roma clásica. Pues eso, a someter a las circunstancias.

Comentarios