Las Cortes piden que la SGAE reduzca sus tarifas para los ayuntamientos

Todos los grupos parlamentarios de las Cortes de Aragón defienden una reducción en las tarifas por propiedad intelectual que los ayuntamientos pagan a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) por la promoción de actividades culturales. La Comisión de Política Territorial e Interior aprobaba por unanimidad una proposición no de ley del PSOE que, tras incorporar enmiendas de PP e IU, insta al Gobierno de Aragón a dirigirse al Ejecutivo central en esta línea.

De acuerdo con el texto finalmente consensuado por los grupos, la Cámara reclama que estos precios se fijen “teniendo en cuenta las características de cada ayuntamiento”. Además, la iniciativa ha incluido un segundo punto, a instancias del Grupo Popular, que reclama la modificación del “texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual con el objeto de que las entidades de gestión no aprueben sus tarifas de forma unilateral y el plazo por el cual pasa la obra a ser de dominio público sea más reducido”.

La portavoz socialista en esta Comisión, Mª Carmen Sánchez, defiende que “la mayoría de los pequeños municipios se sienten indefensos ante estas tarifas”. “No nos parece serio que haya una negociación unilateral. Entendemos el derecho de los autores, por eso no podemos eliminar la tarifa, pero sí adaptarla a la situación y presupuesto de los ayuntamientos”.

Por parte del PP, Ignacio Herrero popone al Grupo Socialista la inclusión del segundo punto de la iniciativa que aboga por modificar el texto legal que hace referencia a este canon. “Debemos defender esto por el bien de los ayuntamientos y la imagen de los autores”, comenta. En esta misma línea se manifestaba también desde el PAR María Herrero.

El diputado de CHA Gregorio Briz ha calificado la actual tasa como “una afición por recaudar”. “Hay que respetar la propiedad intelectual, pero la manera de hacerlo y utilizarla no ha sido la mejor.”

El portavoz de IU en esta materia, Luis Ángel Romero, cree que “el Gobierno debería haber actuado ya”, y que hubieran preferido una gestión pública de este sistema, “no una sociedad con prácticas indecentes y prepotentes. La SGAE no es lo más adecuado y una entidad pública funcionaría con más respeto, equilibrio y racionalidad”, asegura.

Comentarios