La Policía Local celebra su fiesta con una reorganizada plantilla

La Policía Local de Huesca celebraba este jueves, 3 de mayo, la festividad de su patrona, la Santa Cruz. Una fiesta que, este año, llega con las necesidades del cuerpo, tanto personales como materiales, cubiertas. La Policía ha cerrado un proceso de reorganización que se hará efectivo en junio. Con el objetivo de incrementar la presencia policía en las calles, se ha llevado a cabo una redistribución de las áreas.

La Policía Local cuenta con unos 90 agentes, incluidos los mandos, distribuidos en seis áreas: atestados, seguridad ciudadana, barrios, motoristas, protección de edificios y protección y atención a la familia. Este año se ha llevado a cabo una reorganización para mejorar el sistema y ampliar la presencia policial en la calle.

El número de efectivos no varía pero sí el número destinado a cada área, por ejemplo, los motoristas se amplían de 5 a 10.

Garantizar la seguridad vial es uno de los principales objetivos del cuerpo.

Precisamente, por cuarto año consecutivo, en 2011 descendieron los accidentes en la ciudad de Huesca. Además, no hubo ningún fallecido en accidentes de circulación.

La fiesta de la Policía Local servía para poner en valor el trabajo que los agentes realizan para garantizar la seguridad de los oscenses. Un trabajo que, ahora, explicaba la alcaldesa, se ve incrementado ya que tienen que velar por el cumplimiento de la ordenanza de convivencia.

La Policía Local celebraba la festividad de la Santa Cruz con diferentes actos.

La mañana comenzaba con la recepción de autoridades, la revista a las dotaciones de la Policía y la Misa en la Catedral. Después, se entregaban las medallas y distinciones de los diferentes torneos. Asimismo, los policías con más de 25 años de servicio recibían una medalla.

Comentarios