Los directivos aragoneses reclaman medidas para la reactivación económica

La Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón cree necesario fomentar medidas de apoyo a la reactivación económica, así como la culminación del proceso de reestructuración financiera que permita mejorar las posibilidades de acceso al crédito. Ésta es una de las principales conclusiones que se desprenden del Indicador de Opinión de ADEA correspondiente al primer trimestre de 2012.

El porcentaje de directivos que se muestra pesimista respecto a la posibilidad de obtener financiación en el segundo trimestre del año aumenta en 11 puntos con respecto al primer trimestre (de 55% a un 66%). Por otro lado, se reducen las estimaciones de mejora hasta el 1,7%.

Más positivo es el dato referente al mantenimiento de las plantillas, donde sólo el 11% estima que su situación empeorará en el segundo trimestre frente al casi 88% que cree que se estabilizará. Sin embargo, sigue siendo muy escaso el porcentaje de encuestados que prevé algún incremento de plantilla en sus empresas (0,5%).

En lo que respecta a la cifra de ventas el 63% de los encuestados apunta a la estabilidad, si bien todavía un 28% prevé algún retroceso, frente a un 9% que estima posibilidades de mejora. En cuanto a la balanza comercial se aprecia una ralentización, tanto en exportación como en importación, y descienden las respuestas que apuntan a un posible crecimiento.

SITUACIÓN GENERAL

El indicador refleja que más de un 59% de los encuestados considera que la situación general ha empeorado. Y es un 62% el que todavía cree que puede continuar empeorando en el primer trimestre de 2012. Muchos coinciden en afirmar que la caída en la demanda genera una falta de actividad que compromete la supervivencia de las empresas.

A ello se suma, según explicaba el secretario general de ADEA, José Guillén, los “problemas para obtener financiación que, junto con el retraso en los cobros, contribuyen igualmente a incrementar las dificultades”. También hacía referencia a la intención de segregar los activos inmobiliarios de los balances de los bancos para que puedan liberar provisiones y dedicar así su esfuerzo a invertir en el ámbito empresarial y familiar. Esto, aseguraba, podría ayudar a la reactivación de la economía.

La Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón, fundada en 1960, agrupa a los directivos de forma individual y promueve las actividades y encuentros que sirven como lugar de encuentro, debate y reflexión para los directivos. ADEA cuenta, en la actualidad, con cerca de 1.200 asociados y en sus actividades han participado, en los últimos cinco años, más de 15.000 directivos.

Dicho barómetro consiste en una encuesta que recoge las impresiones de los directivos sobre diferentes aspectos relacionados con la situación económica (financiación, evolución de la plantilla, cifra de ventas y balanza comercial). Está dirigido a directivos de diferentes sectores y áreas de responsabilidad como son automoción, comercial, industrial y servicios. El indicador del primer trimestre ha sido respondido por un total de 207 directivos.

Comentarios