Paralizada la aplicación de la Ley de Dependencia en Aragón

La aplicación de la ley de la dependencia está paralizada. Es lo que denuncian sindicatos y asociaciones del sector, tras el visto bueno a los presupuestos generales del estado que reducen en 11 millones la financiación que el gobierno central destinaba a Aragón para las actividades relacionadas con esta ley. Critican que este recorte afecta a los usuarios y ampliará de forma considerable las listas de espera.

A uno de marzo, en Aragón, cerca de 33.000 mil personas tenían derecho a recibir las ayudas a la dependencia, pero sólo 22.000 eran beneficiarias. El resto, casi 11.000 están en lista de espera. El problema, según Ramón Álvarez, gerente de FEAPS, la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad es que no se cubren las bajas ni tampoco se producen nuevas incorporaciones.

Algo en lo que coinciden desde Comisiones Obreras. Juan Urdániz es tajante ante la pregunta "¿Está parada la ley de la dependencia?”, la respuesta la tiene clara: si.

La paralización de facto de la ley de la dependencia, según denuncia el sector, tiene varios problemas asociados. Primero el de las personas que tienen derecho a prestación y no la reciben, y segundo el sector económico vinculado a la dependencia que se queda en situación crítica.

Cuando se puso en marcha la ley, uno de los principales argumentos fue la creación de puestos de trabajo a través de empresas que se dedicaran a la atención a dependientes. Y a eso, es a lo que se agarran los colectivos afectados y también los sindicatos.

Desde Comisiones Obreras critican que las administraciones apuesten más por la figura del cuidador informal, la persona que recibe una prestación económica por cuidar a un familiar. Es más barato, aseguran, pero tiene contraindicaciones. En definitiva, aseguran que el ahorro por el parón en la ley de la dependencia provocará más crisis, y no ayudará a la reactivación de la economía.

Comentarios